Facturante llegó a los 10.000 clientes: de dónde viene y adónde va la startup de facturación electrónica

 

 Los inicios hasta llegar al hito de los 10.000 clientes

Lorena Comino y Daniel Pili trabajaban en la reconocida e histórica Tienda “Los Gallegos” de Mar del Plata, de donde son oriundos y desde donde al día de hoy lideran Facturante.

La formación, trayectoria de cada uno y experiencia en el shopping, les permitió identificar y comprender todo el proceso que conlleva un circuito de ventas y diagnosticar aspectos que necesitarían modificarse y evolucionar. 

La visión y el adn emprendedor, los llevó en 2011 a vislumbrar un futuro distinto y digital.

Con el foco puesto en brindar soluciones innovadoras y con el entusiasmo de encontrar un rumbo propio, aplicaron a un concurso que organizaron Fundación Telefónica, Red Valleys y NEC en el cual abrían la convocatoria a apps que brindaran soluciones corporativas.

Ya con una idea en mente, Lorena y Daniel, siguieron el instinto de emprender y desarrollaron un MVP para presentarse. El mismo se basaba de manera preliminar en lo que hoy es Facturante, una solución de factura electrónica para sellers.

En el pitch del concurso, -además de la propuesta de valor real del desarrollo para facturación electrónica presentado-, generaron un gran golpe de efecto que según recuerdan Lorena y Daniel, fue el decisor para ganar el concurso: enviaron a uno de los jurados una factura online por mail, un hecho inédito en aquel momento. Así finalmente, ganaron el "Open App Challenge" lo que resultó ser el empujón que necesitaban para pasar del mundo corporativo al emprendedor.

En este mismo período se presentaron en un concurso de WAYRA y aunque no resultaron ganadores esta vez, fueron finalistas y se hicieron acreedores de un gran ecosistema en el cual empezaron a interactuar, capacitarse y a hacer networking como todo buen emprendedor.

En 2014, Facturante se lanzó oficialmente, momento en el que Lorena decide dejar su trabajo en relación de dependencia y dedicarse 100% a la nueva compañía.

Las buenas relaciones y la fortaleza y oportunidad del producto, les permitió establecer un vínculo privilegiado con Mercado Libre, empresa que abrió por primera vez su API para concretar un acuerdo de integración.

En 2016, dos inversores se percataron del potencial de Facturante como negocio y decidieron apostar al crecimiento de la empresa. Ellos son Juan Francisco Di Nucci y Tomás Cohen, socios y fundadores de AWG, una empresa que originalmente inició como mayorista de contenidos para celulares. Juan Francisco, conocido ampliamente como “Dinu” en el sector E-commerce, es un emprendedor tecnológico que comenzó a la edad de 22 años cuando, tras trabajar en la industria discográfica, descubrió el potencial de crecimiento que la telefonía móvil tendría como plataforma. En ese momento creó junto a su socio una empresa que ofrecía contenido de entretenimiento móvil y servicios de marketing móvil. Este contenido fue el primero de su tipo en Argentina. Otro de los grandes apoyos y avales para Facturante.

Asimismo, en 2019, fueron seleccionados entre 100 empresas por Endeavor para ser parte de su programa ScaleUP, iniciativa que nuclea emprendimientos de alto potencial que buscan escalar sus negocios.

De allí a la actualidad, todo fue un recorrido en ascenso que los condujo a una evolución y crecimiento que puede sintetizarse en el logro de llegar a 10.000 clientes en este 2020.

Esos fueron los inicios de Facturantela compañía argentina de facturación electrónica que acaba de celebrar la incorporación de su cliente número 10.000, un salto del 351% respecto de la cantidad de clientes que tenía tan solo un año atrás

Los 10.000 clientes y la estrategia detrás del hito

Los 10.000 clientes son, claro, un número redondo, un hito que da pie a la celebración. Pero el trasfondo del número se encuentra respaldado en una estrategia que acompaña, fideliza y, además de mantener, profundiza el vínculo sumando a los clientes a cada paso de la evolución de la compañía. "Aún continuamos trabajando con nuestro primer cliente. Los clientes no se van, permanecen y además siguen aumentando", señalan desde Facturante.  

 El cliente en el centro es el leitmotiv de la compañía y lo reflejan en los hechos: "Cuando se estableció la cuarentena, lanzamos una acción proactiva. Por ejemplo, en el sector gastronómico y el entretenimiento, quizás de los más golpeados por el aislamiento, contactamos uno por uno a nuestros clientes, les consultamos qué necesitaban, cómo estaban y en qué podíamos ayudar y les ofrecimos descuentos hasta de un 70% entre otros beneficios. Ahora podemos decir con orgullo que ninguno cortó la cadena de pagos", contó Comino.

Hasta el momento el crecimiento de Facturante venía de la mano de partners tales como Mercado Libre, Tiendanube, Vtex, Magento Commerce, entre otros players relevantes del e-commerce. Para el 2020, la compañía se propuso dar el salto y escalar hacia un modelo de negocios que también llegue a profesionales y pymes de manera directa.

La capacidad de la compañía es tal que les permite atender con calidad y versatilidad a profesionales independientes, emprendedores, comercios hasta empresas de gran envergadura.

Mc Donalds, Quilmes, SportClub, Rochas, Bowen, Torneos y competencias, DIA, Isadora, Todomoda, Café Martinez, Havanna, Suavestar, JetSmart, Roemmers, Grido, Ticketek, Lollapalooza, Movistar Arena, Naranja POS - X, Tropea, están entre sus clientes. 

 "10.000 marcas que confían en nosotros y nos eligen cada día para simplificar la #facturación de sus negocios. Esas marcas no son solo empresas, negocios, emprendimientos. Detrás de cada una existe una historia. Historias de superación, de inventiva, de valentía, de esfuerzo.

Historias tan valiosas que queremos contarlas 🤩". 

 https://www.instagram.com/p/CF0QQrrgO7s/?igshid=10z6xo7vvyvca


Entradas populares de este blog

Icatu Seguros utiliza plataforma CXone@home da NICE para transferir equipe de contact center para o trabalho remoto

Ranking de Empresas de Contact Centers en México

Plataforma CXone@home amplia funcionalidades para tornar o trabalho remoto mais produtivo em tempos de pandemia