¿Cómo dar el salto a lo digital y ser rentables?

Vender por Internet se ha convertido en la opción de varios comercios para seguir facturando e incrementar los ingresos

El canal online sin duda ha sido el preferido por los argentinos este 2020. Muchas empresas que aún no comercializaban por Internet se vieron empujadas a dar el salto a lo digital para continuar operando y muchas otras lo empezaron hacer mucho más seriamente para incrementar su facturación y poder sostener sus costos fijos y estructura durante la pandemia.

No hay dudas que el comercio electrónico fue indispensable para la reactivación económica a nivel mundial, en Argentina según cifras de CACE llegó a crecer un 106% con respecto al año anterior. Hoy el consumidor elige el canal online para consumir productos y servicios de categorías que antes no eran tan requeridas. Este salto a la digitalización no parará aquí y continuará creciendo, Procesos que antes habrían llevado años o décadas, tuvieron lugar en meses. Los hábitos de consumo han cambiado y estos cambios llegaron para quedarse. Las empresas deben prepararse para estar donde está su cliente acomodándose a lo que hoy es un único canal de ventas, ya no se habla más de on u off, es una única experiencia donde converge lo online con lo offline”, comentó Ignacio Letizia Gerente Comercial de E3, plataforma ecommerce para marcas.

Poner en marcha una tienda online, o dar un giro digital a nuestro negocio, no es un proceso complejo, y sin duda tiene beneficios, aunque también algunas dificultades. Lo importante es trabajar en hacer rentable el negocio desde los inicios, cuidando siempre la experiencia de compra del consumidor. Desde E3 prepararon un decálogo con recomendaciones para que aquellos que quieran dar un salto a lo digital:

  1. Plataforma: contar con la tecnología adecuada adaptada a las necesidades de nuestro cliente. Cada empresa tiene necesidades específicas. Hay que buscar siempre una solución que nos permita escalar a medida que el negocio crece.
  2. Definir una estrategia de marketing: a través de estrategias de marketing digital y de contenido que involucre aquellos canales donde está nuestro consumidor. Identificar las redes sociales, los medios y la información que consume es clave para hablarle, allí donde se encuentra. 
  3. Diferenciación: tengamos el proyecto que tengamos hay que buscar nuestro punto diferencial. Identificar nuestras ventajas competitivas y darles forma de manera innovadora y atractiva.
  4. Conocer al cliente: tener en cuenta las preferencias de compra y navegación previas. Tanto en el online como en el offline, qué sabemos de él, de sus hábitos de consumo, sus valores, qué lo inspira, mientras más información tengamos mejor.
  5. Comunicación personalizada: aunque no veamos a un vendedor cara a cara, es importante que el consumidor reciba la información personalizada de acuerdo a sus gustos y preferencias, teniendo en cuenta sus interacciones en el sitio podemos automatizar mensajes para fidelizarlo y que vuelva a comprarnos.
  6. Servicio al cliente: habilitá todos los canales de comunicación que puedas atender de forma responsable, para brindar soporte durante el proceso de compra y posterior al consumidor. Puede ser un email, habilitar un chat de whatsapp o una línea telefónica. Lo más importante es dar respuesta adecuada con la información pertinente y a tiempo. 
  7. Actualizarse: capacitarse, participar de un evento, chequear las últimas tendencias del mercado son algunas prácticas que nos permiten incorporar nuevo conocimiento e implementarlo para ser innovadores en nuestro negocio.
  8. Colaborar: para llevar a cabo una estrategia fuerte, sostenible y rentable, hay que hacerse con un gran equipo de apoyo. Seleccioná a los proveedores claves para llevar a cabo el proceso de la venta de principio a fin para hacer un solo equipo de trabajo.

  9. Datos y más datos: lo que no se puede medir no se puede mejorar. Se debe trabajar sobre métricas y viabilidad. La analítica digital nos permite contar con todos los números necesarios para la toma de decisiones.

  10. Optimización continua: trazar una estrategia centrada en el cliente con foco en crear valor. De esta manera nos “obligamos” a sostener el trabajo en el tiempo y este debe contar con el aprendizaje continuo que nos llevará a incorporar mejoras para lograr clientes felices. 

“Nosotros trabajamos en acompañar a las empresas en el desarrollo de su tienda online de principio a fin, integrándonos con las últimas tecnologías y los mejores partners que se adecúen a sus necesidades para que puedan ofrecer excelentes experiencias de compra a sus clientes y así crecer en volúmenes de órdenes y facturación, lo que se traduce en rentabilidad”, concluyó el vocero.
Lo digital marcará el futuro de las sociedades y la economía de los países. Si aún no estás en el canal online, estás perdiendo clientes, seas de la industria que seas. La transformación digital supone usar nuevas tecnologías para la mejora de la competitividad de las empresas, esto permite ampliar las fronteras de los negocios y sin duda el canal online.

Entradas populares de este blog

Icatu Seguros utiliza plataforma CXone@home da NICE para transferir equipe de contact center para o trabalho remoto

Ranking de Empresas de Contact Centers en México

Plataforma CXone@home amplia funcionalidades para tornar o trabalho remoto mais produtivo em tempos de pandemia