Cadenas de suministro: la importancia de fortalecer las operaciones logísticas en tiempos de crisis



Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur

La pandemia COVID-19 ha puesto a las cadenas de suministro y a todas las operaciones logísticas bajo presión, acelerando la transformación digital en los proyectos. Por otro lado, también ha expuesto serias fallas y vulnerabilidades en los procedimientos, como la falta de agilidad y flexibilidad para la respuesta a las demandas urgentes y la necesidad de soluciones tecnológicas para gestionar e implementar nuevas estrategias.

Lo más imprescindible para las cadenas de suministro es contar con visibilidad. Deben ser ágiles y autónomas, y para esto, en cualquier momento deberían poder saber dónde están los productos y cuándo llegarán. Sobre esto, la pandemia también generó oportunidades de manufactura y logística digital como las siguientes: 

  • Modernización de las funcionalidades de trabajo remoto 

  • Monitoreo y diagnóstico remoto de las operaciones y los activos 

  • Fuerte inversión en la automatización de procesos 

  • Servicio remoto del producto como parte clave de innovación

  • Una cadena de suministro más resiliente 

La inteligencia artificial (IA) impulsa las decisiones, automatiza las actividades como la inspección, y apoya otras funcionalidades como la colaboración y el ecosistema. La automatización tendrá lugar tanto en el hardware como el software, con automatización robótica de los procesos (RPA). También existirá una convergencia de datos de TI y de TO (tecnología operacional), unificando la información que llega de los sensores de la planta de fábrica por medio del transporte y se integra con las funcionalidades de TI permitiendo mayor visibilidad y toma de decisiones en virtud de los datos. 

La empresa analista y de investigación IDC entrevistó a 80 CEOs en enero y febrero 2020 sobre sus prioridades claves, y más del 50% de las organizaciones piensan mejorar sus cadenas de suministro para optimizar la eficiencia de la gestión del inventario y del almacén dentro de los próximos tres años. En el caso de la cadena de suministro, la prioridad principal es mejorar la performance, luego disminuir el riesgo operacional y mejorar la resiliencia.

La performance de la cadena de suministro es también una de las principales cuatro prioridades. Para finales del 2021, 35% de las empresas grandes de manufactura habrán automatizado el análisis de datos de sus proveedores y de los gastos, logrando una mejor productividad del 15%, según IDC. Para el 2023, el 50% de las actividades de almacén usarán robots y análisis de datos sobre la ubicación que permitirán la optimización de los depósitos, aumentando la capacidad en un 20% y bajando el tiempo del procesamiento de órdenes a la mitad, conforme a los estudios del analista.

Lograr esta transformación requiere un cambio de pensamiento en los líderes de muchas organizaciones. Involucra a la cultura empresarial y mejora las capacidades y recursos, incluyendo la capacidad de reclutar y capacitar al personal necesario. Las capacidades para una cadena de suministro integral incluye trabajar con grandes grupos de datos, conocimiento digital y liderazgo con visión técnica. 

La infraestructura tecnológica involucra los siguientes elementos:

  • Movilidad: Brindar acceso por medio de equipo seguro que permite procesos, comunicación y seguridad del personal virtual durante periodos de aislamiento.

  • IoT/sensores: Agregar datos en tiempo real en activos físicos móviles, maximizando el uso del activo y la implementación por medio de visibilidad y seguimiento.   

  • Seguridad: Garantizar acceso remoto a los sistemas por medio de autenticación y con seguridad para evitar el acceso a intrusos.  

  • BDA/ADI: Recolección y consolidación de datos de demanda/suministro para lograr visibilidad de las tendencias erráticas del mercado, disminuyendo la falta y escasez del stock en el inventario. 

  • Conectividad/5G: Conectar dispositivos móviles de vanguardia para la trasmisión de datos claves o información que permite una toma de decisión basada en datos lo más cerca del tiempo real posible 

Las empresas que ya han migrado a la nube han logrado mantenerse operacionales mucho más fácilmente durante la pandemia. Hemos visto ejemplos de más de un 20% de disminución en el tiempo de los procesos, desde 60 a 45 días, en una cadena de suministro larga y compleja, una vez lograda la visibilidad, que resulta clave para una automatización exitosa. La cadena de suministro del futuro debe involucrar visualización avanzada de los envíos, órdenes y demás ítems. Contará con una trazabilidad en tiempo real como también acceso a alertas de excepciones y gestión de imprevistos, logrando mejores fechas predictivas de entrega y recepción. Y logrará el objetivo final que es responder la pregunta clave: ¿Dónde están los productos y cuándo llegarán?

Entradas populares de este blog

Performance Index de AppsFlyer: Google se corona como el mayor jugador en marketing de aplicaciones

Ventana Research Rates Altitude Software a Hot Vendor in the 2013 Value Index for Agent Desktop Management‏

Performance Index AppsFlyer | Facebook sigue liderando la promoción de aplicaciones y Google crece 23% a nivel global