El 60% de los consumidores ya vieron afectada su economía por el coronavirus

Según el Barómetro de la consultora Kantar, el impacto de la pandemia sigue creciendo en las economías familiares. 
Kantar - Publicaciones | FacebookEl ánimo de los consumidores argentinos durante la cuarentena comienza a mostrar una creciente preocupación por la economía. En línea con una caída generalizada de las expectativas económicas (IGEE cayó 13 puntos en marzo), los datos de la última medición del Barómetro COVID-19 de Kantar muestran que el 60% de los consumidores ya sienten afectados los ingresos de su hogar.
Por otro lado, un 24% que cree que su economía hogareña se verá afectada en el futuro inmediato.  Por fuera de las finanzas del hogar, las percepciones de los consumidores respecto de la economía tampoco muestran un panorama alentador, con un 77% que cree que a la economía le va a costar recuperarse.
“Esta situación pone en primer plano la necesidad de agudizar el control de sus finanzas y de su economía” -afirma Julieta Dejean, e-Commerce Leader de la División Insights de Kantar-, “con un 85% de los consumidores que cree que la situación exige ser más proactivos en su planificación financiera”.
Este contexto, en el que los consumidores están más ávidos de tener control de sus finanzas personales y en donde, además, cobraron impulso las compras online, pone en relieve a los medios de pago electrónicos (tarjetas de crédito, débito y billeteras virtuales) por sus alternativas de financiamiento y por traer consigo la posibilidad de mejorar el control de gastos y su planificación.

Billeteras virutales

En el caso de las billeteras móviles, este medio de pago tuvo un primer impulso el año pasado cuando 6 de cada 10 argentinos declaraban usar e-wallets para realizar alguna transacción. Por ese entonces su uso se limitaba principalmente a funciones como pago de servicios y recarga de celular o de SUBE, y la falta de costumbre y la desconfianza persistían como fuertes barreras para un uso y adopción más generalizado.
Si bien es sabido que en nuestra economía la mayoría de las compras se mueven en efectivo, en un contexto como el de hoy, donde el manejo virtual cobra protagonismo en múltiples aspectos de la vida de los consumidores, las funcionalidades y los beneficios de los medios de pago electrónicos generan una adhesión fuerte: 76% de los consumidores que prefieren medios de pago electrónicos refieren que seguirán usando esta forma de pago en lugar de volver al efectivo cuando la situación se normalice.
“No hay dudas que la llegada de la cuarentena nos llevó a adoptar nuevos hábitos y a abandonar otros con una velocidad que nunca hubiéramos imaginado.  Lo interesante es detectar cuáles de esos hábitos llegaron para quedarse” -reflexiona Julieta Dejean-. “Si consideramos además que el 40% de los consumidores dice que se incrementarán sus compras online (que en su mayoría se pagan por medios electrónicos), la adhesión a estos métodos de pago parece ser uno de esos cambios que no tendrá vuelta atrás” -asegura Dejean.

Entradas populares de este blog

BairesDev se alza por cuarto año consecutivo como la compañía de desarrollo de software de mayor crecimiento de toda América Latina

Qué es BPO ?

Por cuarto año consecutivo BMC se posiciona como líder en el Cuadrante Mágico de Gartner en Gestión de Servicios de TI