Pasando de “inteligente” a “productivo” en la revolución de la conexión

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor para el Cono Sur

En estos días todo es “inteligente”. Todos los sectores reconocen como los sistemas y productos conectados transformarán la forma en que operan y, por sobre todo, como fomentar la transformación significa mejorar. En manufactura, la tecnología basada en sensores permite una afluencia masiva de datos contextuales que pueden aplicarse a una amplia variedad de actividades disruptivas e innovadoras como el análisis predictivo, el mantenimiento automatizado y el aprendizaje digital. Este tipo de cambios revolucionarios están generando una excitación en el mercado. Pero, más allá de esta tendencia, la tecnología inteligente también cuenta con un enorme poder para ocuparse de los fundamentos de la manufactura, como la productividad, eficiencia y el servicio al cliente en una forma bastante revolucionaria.
Aunque la novedad es normalmente el foco de las conversaciones sobre tecnología digital y el Internet de las Cosas (IoT), la ganancia financiera no queda clara desde el comienzo. Sin embargo, la aplicación estratégica de tecnología inteligente y conectada puede lograr ganancias inmediatas y ROI, y esencialmente, ser la base para mejoras futuras. Los resultados a corto plazo, ayudan a justificar la inversión. Los beneficios tangibles del uso de la tecnología inteligente en los aspectos fundamentales de las operaciones también son mensurables durante la transformación, aún antes de que el proyecto esté finalizado.
Ideas
La ganancia en productividad es uno de los rápidos resultados que tiene el Internet de las Cosas. El aumento de la productividad del personal es simple al brindar acceso a los empleados a los datos que necesitan para una mejor toma de decisiones basándose en hechos reales y no en datos estimados e información desactualizada. De esta manera, los ejecutivos pueden ser más estratégicos, los usuarios más eficientes y los distintos departamentos pueden ver como sus roles impactan en la productividad. Cuando todos los interesados están conectados y pueden ver tanto los detalles como el estado general del incidente, todos trabajan mejor juntos.
Intervención
La tecnología inteligente también ayuda a optimizar los procesos del piso de planta. Los sensores embebidos en la maquinaria permiten a los equipos de mantenimiento monitorear el estado del equipo de planta y automatizar el mantenimiento preventivo. Los sensores pueden monitorear los avisos tempranos de problemas, como cambios de temperatura, vibraciones y presión. La tecnología cuenta con alertas cuando se llegan a ciertas mediciones, y las envía al sector de mantenimiento para su intervención. Las intervenciones a tiempo contribuyen a disminuir el tiempo de paradas no programadas.
Inventario
Al contar con los datos de las reparaciones y del mantenimiento, las empresas pueden predecir exactamente qué repuestos son necesarios, dónde y cuándo. Esto logra ahorros en los costos ya que las predicciones precisas eliminan contar con inventarios innecesarios. Los ahorros pueden ser considerables, especialmente en sectores con componentes costosos, y esto libera al capital para otras inversiones.
Trazabilidad
Los sensores y la trazabilidad con el GPS en el manejo de equipos y de flota en el almacén brinda un retorno de la inversión casi inmediato. La ubicación precisa de los productos, las personas y los vehículos es fundamental en los proyectos, y logra importantes ahorros. Este tipo de datos mejora la precisión en el inventario y los envíos, y la trazabilidad de los vehículos de servicio y de entrega ayudan en el ruteo y en la predicción de horario de entrega. La capacidad para verificar los datos también elimina discrepancias y mejora la productividad.
La inversión es conveniente
La tecnología inteligente está revolucionando todo, con muchas aplicaciones y beneficios que todavía deben lograrse. Las innovaciones disruptivas prometen ganancias y nuevas oportunidades, pero todavía faltan ser probadas. Sin embargo, hay beneficios que son fundamentales para las empresas. Las mejoras en la productividad y en la eficiencia son fáciles de lograr, y brindan un rápido ROI. Estos éxitos a corto plazo serán la base y facilitarán las inversiones y mejoras a medida que la tecnología siga progresando. Para aquellos que integran el IoT en sus procesos ahora, la tecnología no será lo único “inteligente”.

Entradas populares de este blog

#SMDayBA | El 31 de julio llega una nueva edición de Social Media Day Buenos Aires

Por cuarto año consecutivo BMC se posiciona como líder en el Cuadrante Mágico de Gartner en Gestión de Servicios de TI

BairesDev se alza por cuarto año consecutivo como la compañía de desarrollo de software de mayor crecimiento de toda América Latina