Fraude electrónico: ¿Por qué vale la pena invertir en soluciones automatizadas de cara al Black Friday?


El acelerado crecimiento del eCommerce en los diferentes canales de venta online en Latinoamérica trae consigo la necesidad de tomar diversas medidas de seguridad para reducir el índice de fraude, especialmente en el canal móvil que obliga a los comercios a implementar estrategias de administración eficientes y efectivas, al mismo tiempo que intenta evitar inversiones innecesarias.
Según refleja el reporte elaborado por el eBarómetro del Digital Commerce, el primero en Latinoamérica sobre el ecosistema del comercio electrónico, el 67% de los comercios de América Latina y el Caribe analizan las órdenes en busca de fraude en el canal móvil siguiendo los mismos métodos que en los eCommerce, sin la certeza de que esté adecuado para la detección precisa de este tipo de fraude. 
El canal móvil garantiza una experiencia personalizada para el consumidor, quien valora la conexión entre el mundo online y el mundo físico. En el 2017, por ejemplo, los comercios que operan por medio de canales móviles arrojaron como dato que un 53% tienen sitios web de comercio móvil, 7% de aplicaciones y 31% de ambas opciones.
Del total de este grupo, el 45% analizan las órdenes en búsqueda de fraude con herramientas que utilizan en los análisis de eCommerce, mientras que un 22% hacen este estudio con otras herramientas. 
Sin embargo, resulta alarmante que aún existe un 29% que no realiza ningún tipo de análisis. En este contexto, algunos comercios todavía deciden invertir en la revisión manual, que no insume un gasto alto, pero sí tiempo y recurso humano proclive a los errores. Otros, prefieren herramientas de detección automatizada, más preparadas para fraudes sofisticados y capacitadas para evaluar órdenes en tiempo real para distinguir correctamente las compras genuinas de las fraudulentas.
Una de estas herramientas es Vtol, de la compañía Napse, quien se encarga de gestionar la validación de las transacciones electrónicas desde y hacia las tiendas físicas y virtuales, así como la integración de los puntos de servicio con otros sistemas internos y externos. Es decir, optimiza la experiencia de pago a través de cualquier canal para no perder ventas por demoras y dificultades en el momento del pago. 
Dentro de sus características, este servicio posibilita concretar de manera ágil y segura diversos tipos de transacciones bancarias, con tarjetas de crédito o débito, cuentas de crédito y B2B, por ejemplo, con proveedores. Lo mismo con el pago de servicios y resúmenes de tarjetas. También brindan atención a prepagos, recarga de celulares, acreditación y redención de puntos, monederos y certificados.
Si bien esta opción requiere de una inversión previa, garantiza la  eficiencia operativa y reduce los costos por fraude especialmente en fechas claves como Cyber Monday o el Black Friday en el que aumentan exponencialmente el nivel de transacciones. Además, le agrega el beneficio de optimizar el proceso de aceptación de órdenes y mejorar la experiencia de compra del cliente.
Según datos de Google Trends se sugiere que el interés de los usuarios de Internet por estos eventos de ofertas y descuentos se duplicó en los últimos 5 años y las ventas suelen aumentar un 107% en todo América Latina, de acuerdo a datos de Black Friday Global. Esa atracción creciente de parte de los usuarios y la enorme cantidad de solicitudes durante esa fecha, han tenido como consecuencia la aparición de defraudadores, que buscarán intervenir en las operaciones para conseguir dinero o datos personales.
Es por eso que una estrategia orientada a detectar y mitigar dichas operaciones será crucial para los retailers que deseen integrarse a fechas de eventos como el Black Friday que implican importantes picos de transacciones, sin poner en riesgo su reputación ni la seguridad de sus clientes.

Entradas populares de este blog

G Suite de Google Cloud ahora disponible con IONOS

‘Data Science’ y la experiencia de los clientes

📣 Llega Influencers Date al Hipódromo de Palermo