Qué hacer para dejar de recibir publicidad no deseada


PrivacyCloud señala que la solución pasa por contactar con la empresa, instalar extensiones en el navegador para las cookies, inscribirse a la lista Robinson, contar con software antispam y utilizar un gestor de datos personales 


La publicidad suele ser uno de los medios más efectivos que las empresas tienen en cuenta para promocionar y posicionar sus productos o servicios al público objetivo. Pero muchas veces estos mensajes publicitarios consiguen todo lo contrario, porque utilizan canales demasiado invasivos como el teléfono o son demasiado insistentes, lo que termina causando rechazo entre los usuarios. El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) aclara que todo el mundo tiene derecho a reclamar cualquier incidencia en el acceso y uso de sus datos por parte de las compañías. Por ello, PrivacyCloud, empresa dedicada al desarrollo de software y prestación de servicios para la gestión de datos personales, señala qué hacer para dejar de recibir este tipo de publicidad intrusiva.
Contactar con cada empresa para dejar de recibir sus mensajes
Muchas veces los usuarios suelen registrarse en diferentes páginas web con el objetivo de participar en concursos y obtener descuentos en ciertas ofertas donde se les solicita el consentimiento para enviarles publicidad. Luego, por diversos motivos, estos podrían dejar de estar interesados en recibir estos mensajes. La ley indica que el usuario tiene derecho a contactar con cada empresa a través de sus diferentes canales para solicitar la baja de la lista de contactos, pero si son muchas, podría ser un proceso tedioso. Una vez realizada la solicitud es importante realizar un seguimiento para detectar si la baja se ha realizado con éxito, si no es así el usuario debe insistir y ejercer su derecho para que el cambio sea efectivo.
Instalar extensiones de navegador para las cookies
A la hora de navegar por internet, los usuarios suelen aceptar las cookies sin detenerse a analizar que es una de las formas en que las empresas recaban datos con el fin de enviar publicidad no deseada, basándose en la actividad de los usuarios en el sitio web. Para evitar este problema, hay disponibles extensiones para el navegador, como Consent Manager​. Esta herramienta facilita la negación de las cookies y una navegación sin interrupciones. Mediante diferentes condiciones y fórmulas, el usuario puede aceptar la opción de excluir un sitio web con una regla genérica y permitir así ciertas cookies.
Inscribirse a la lista Robinson
Este tipo de servicios gratuito fue creado por la Asociación Española de Economía Digital. El usuario puede registrar sus datos de forma voluntaria en un fichero de exclusión publicitaria, para evitar recibir publicidad de empresas a las que no le haya dado su consentimiento. De esta forma, el usuario puede elegir el medio de comunicación a través del cual no desea recibir publicidad. Es necesario tener en cuenta que la inscripción en esta lista será eficaz a partir del tercer mes desde que el usuario se haya registrado. En este sentido, la lista Robinson debe ser consultada por las empresas que vayan a lanzar una campaña publicitaria y excluir a las personas que se han inscrito.

Contar con software antispam
El correo electrónico es una de las principales vías por las cuales los usuarios reciben publicidad intrusiva, lo que se conoce como spam. En este sentido, una de las mejores recomendaciones es instalar un filtro antispam en el correo electrónico con el objetivo de que detecte mensajes no deseados y que no se llene así la bandeja de entrada. La mayoría de los clientes de correo electrónico tiene opciones de filtros para bloquear mensajes de ciertos remitentes o con asuntos determinados.
Utilizar un gestor de datos personales
Dado que muchas veces los usuarios aceptan condiciones de uso sin prácticamente pararse a leer lo que están aprobando, una de las herramientas más útiles para controlar qué datos se está compartiendo con cada aplicación instalada en el móvil y así evitar la recepción de publicidad no deseada son los gestores de datos personales, como WeRule. Esta aplicación permite al usuario saber los datos de registro para cada servicio y cómo serán utilizados, por ejemplo, si la información será compartida con terceros o si la utilizarán para enviar publicidad, pudiendo seleccionar los datos que quiere compartir y con quién. Este tipo de aplicación permite al usuario tener un control total sobre sus datos y así evitar recibir publicidad intrusiva.
“La publicidad no deseada es una práctica que las empresas deberían erradicar, para que al usuario le llegue solo información realmente relevante para él, y en una cantidad aceptable, lo que maximizaría su efectividad. Actualmente, con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), el usuario tiene mayor control sobre sus datos y las medidas que puede tomar a la hora de recibir publicidad intrusiva, pero es importante que las empresas estén más concienciadas en el respeto a la privacidad del cliente”, comenta Sergio Maldonado, CEO de PrivacyCloud.

Entradas populares de este blog

Ya llega el Analytics Summit de DACA by amdia

La Economía Humana: El nuevo paradigma que cambia la relación entre el ser humano y el dinero

LIDE llevó a cabo la segunda edición del Forum Nacional de Talento