El 59% de los españoles sigue utilizando la misma contraseña para la mayoría de sus cuentas online


A pesar de las advertencias, la mayoría de los usuarios mantiene la misma contraseña. Además, casi la mitad de los internautas españoles responden a las preguntas de seguridad de forma veraz. Los encuestados coinciden en que el número de contraseñas diferentes que tienen que recordar es excesivo 

El 59% de los usuarios de Internet en España utilizan repetidamente la misma contraseña para algunas, o incluso para todas sus cuentas online, mientras que tan solo un tercio (35%) utiliza una contraseña diferente para cada cuenta. Los resultados provienen de una encuesta realizada por Bilendi a 1.051 usuarios españoles para el proveedor de alojamiento europeo 1&1 IONOS.

Una contraseña segura es de suma importancia. Esto se demostró con la brecha de seguridad "Collection #1-5". 

A principios de año se filtraron más de dos mil millones de direcciones de correo electrónico y contraseñas. Tras conocerse esta fuga de datos, casi la mitad (43%) de los internautas españoles permanecieron inactivos; sólo el 42% cambió posteriormente las contraseñas de algunos (27%) o de todos (15%) los servicios online. Según la encuesta, uno de cada cinco encuestados reconoce no haber cambiado la contraseña de su cuenta de correo electrónico principal durante más de un año, lo que lo hace especialmente vulnerable.

Preguntas de seguridad

Las preguntas de seguridad representan un factor de alto riesgo. Muchos servicios online ofrecen recordatorios en caso de que el usuario olvide una contraseña. Responder de forma sincera a las preguntas sobre el apellido de soltera de su madre, su banda favorita o su primer lugar de residencia es especialmente arriesgado, ya que este tipo de información se puede encontrar a menudo en Internet, por ejemplo, en redes sociales. Sin embargo, el 46% de los usuarios españoles responden a las preguntas de seguridad de forma veraz. También asumen riesgos, fácilmente evitables, al elegir una única contraseña. Según la encuesta, uno de cada cinco encuestados afirma que utiliza información personal como su equipo de fútbol favorito, el nombre de su mascota o los cumpleaños al crear contraseñas. Por otra parte, el 16% de los encuestados se basa en secuencias numéricas simples como "1357"; y series de letras como "QWERTZ"; o "wasd".

La creatividad refuerza la seguridad 

Uno de los métodos más seguros a la hora de crear las contraseñas es apostar por palabras creativas. El 28% de los usuarios de Internet en España utilizan la imaginación y fantasía para crear contraseñas. Uno de cada cinco encuestados (23%) responde deliberadamente de forma incorrecta a las preguntas de seguridad e incluso el 11% inventa sus propias preguntas. Otro punto positivo es la complejidad de las contraseñas: cerca de la mitad de los españoles (48%) dicen que utilizan caracteres especiales en sus contraseñas. En cuanto a la longitud de la contraseña, más de dos tercios de los usuarios (69%) están por encima del mínimo recomendado de ocho caracteres; un tercio (35%) incluso utiliza contraseñas con más de 10 caracteres.

El 24% de los internautas españoles señala que el número de contraseñas diferentes que tiene que recordar es excesivo y el 26% dijo que tenían al menos 10 cuentas diferentes usando direcciones de correo electrónico y contraseñas. El 7% de los encuestados utilizó más de 30 servicios que requerían conexión. Teniendo en cuenta este número, cualquier persona que desee utilizar una contraseña distinta para cada servicio debe desarrollar estrategias de gestión de contraseñas. La inmensa mayoría de los encuestados (45%) afirmaron que simplemente recuerdan; sus propias contraseñas, seguidos por el 24% que prefirió escribirlas en una hoja de papel. Sólo unos pocos (5%) dijeron que utilizan un administrador de contraseñas, un servicio de inicio de sesión único como Facebook o Google (2%) o que los mantienen en un documento en la nube (1%).

Los expertos de IONOS aconsejan seguir cuatro reglas a la hora de elegir las contraseñas:
 Las contraseñas deben ser diferentes para cada cuenta.
 Deben tener al menos ocho caracteres, contener caracteres especiales, minúsculas y mayúsculas, incluso números y símbolos, si se permite.
 Las contraseñas deben ser difíciles de adivinar para otros - no basadas en información que se pueda encontrar en Internet o que sea conocida por los amigos.
 Las mejores contraseñas se generan al azar y no se encuentran en un diccionario.

En marzo de 2019, la empresa de estudios de mercado Bilendi GmbH encuestó a un total de 1.051 usuarios españoles de Internet mayores de 18 años. Los resultados son ponderados y representativos.

Entradas populares de este blog

G Suite de Google Cloud ahora disponible con IONOS

‘Data Science’ y la experiencia de los clientes

El freelancer gana cada vez más terreno en el mercado laboral latinoamericano: mitos y verdades del trabajo remoto