Cuarta Revolución Industrial | Travesía 4.0: Hacia la transformación industrial argentina

La Unión Industrial Argentina, UIA, presentó junto a Presentamos junto al Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe, INTAL - BID, y el Think Tank CIPPEC, el informe “Travesía 4.0: Hacia la transformación industrial argentina”, en el que se analiza cómo está encarando la industria argentina los desafíos de la Cuarta Revolución Industrial.



Puestos a medir el impacto de la revolución tecnológica en la industria, tanto por el nivel alcanzado como por el dinamismo, un sesudo trabajo comparó a los empresarios como montañistas muchas veces con vértigo. Atribuyen esa descripción a que la industria argentina presenta una estructura piramidal. Y distinguen tres grupos, los trekkers, que son como tractores, y que alcanzan a casi la mitad de las firmas, poseen tecnologías de primera y segunda generación pero se quedan en la base de la montaña. En el polo opuesto ubican a los cóndores, que apenas alcanzan al 6% y son firmas con tecnologías avanzadas y se están acercando a la cima. Y están los alpinistas, el 45%, con tecnologías intermedias muy dispuestas a escalar.

Estas consideraciones surgen de la encuesta desarrollada por CIPPEC, INTAL-BID y UIA entre 307 firmas de distintas ramas industriales. Solo el 9% cuenta con las llamadas tecnologías 4.0 que resumen lo que se ha dado en llamar la Cuarta Revolución Industrial. El 11% definió planes para adoptarlas, pero el 60% no tomó ninguna medida.

En cuanto a lo laboral, apenas entre 10% y 15% demanda trabajadores con habilidades tecnológicas.

El trabajo se titula “Travesía 4.0: Hacia la transformación industrial argentina” y fue realizado por Ramiro Albrieu, Ana Basco, Caterina Brest López, Belisario de Azevedo, Fernando Peirano, Martín Rapetti y Gabriel Vienni. “El gran desafío de la industria manufacturera argentina es cómo escalar hacia la cima tecnológica”, asegura Rapetti, del Cippec.

Entre los cóndores hay empresas medianas y grandes, la mayoría exportadoras que invierten en su desarrollo tecnológico al contratar servicios de tecnologías digitales. Demandan personal con habilidades blandas con conocimiento de tecnologías 4.0. Muchas aumentaron sus planteles. De acuerdo a estos expertos, la principal traba es la falta de una infraestructura digital adecuada, más que la carencia de financiamiento.

Los alpinistas son las pymes no exportadoras que invierten en mano de obra que maneja las nuevas tecnologías. Padecen la ausencia de crédito y de recursos humanos adecuados.


Entradas populares de este blog

El trabajo freelance: la clave para triunfar en la economía del conocimiento

Workana anunció el lanzamiento de su nuevo servicio exclusivo para empresas y presentó el Reporte Anual del Trabajo Remoto y Emprendimiento

Automation Fair 2019 presentará las últimas tendencias en tecnologías para la industria