Día Mundial de la Luz: ¿Cómo ahorramos energía en el hogar?


En agosto de 2017, la Conferencia General de la UNESCO proclamó el 16 de mayo como el Día Mundial de la Luz. La invención de la luz eléctrica fue uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la humanidad y hoy, tiempos después, sigue evolucionado como tecnología, innovando con  productos y servicios que contribuyen a mejorar la vida de las personas y protegen el medio ambiente.

Desde las tradicionales lámparas incandescentes a las actuales LED, el camino ha sido largo y variado, encontrándose disponible hoy un abanico de soluciones dentro del mercado de la iluminación. Considerando que la iluminación representa aproximadamente un 19% del consumo eléctrico del hogar, desde Signify cómo líderes mundiales en la industria, compartimos algunos consejos para hacer del hogar un espacio amigable con el entorno y el medio ambiente: 
  • Sustituir las lámparas del hogar por tecnología LED. Esta tecnología es energéticamente más eficiente porque ofrece una excelente iluminación, ahorrando hasta un 90% de energía respecto a una iluminación convencional. Asimismo, ofrecen hasta 15.000 horas con un mantenimiento mínimo, evitando tener que cambiar con frecuencia de fuente de luz.
  • Elegir siempre lámparas LED de calidad: Al elegir lámparas LED de calidad no solamente  se asegura la longevidad y el ahorro de energía sino también que los ojos se sientan cómodos. Las lámparas LED Eye Comfort de Philips, aseguran altos estándares de calidad sin parpadeo visible, permitiendo realizar actividades iluminados con comodidad. 
  • Adaptar la iluminación a las necesidades del momento. Hay actividades en el hogar que no requieren toda la iluminación de una habitación. Existen luminarias de escritorio, de pie o spots focales que nos ayudan a tener la luz correcta y sectorizada para actividades más precisas como la lectura o el entretenimiento.  Dar preferencia a la iluminación localizada permite ahorrar y conseguir ambientes más agradables. También existen hoy en día sistemas de iluminación inteligente, como lo es Philips Hue, que permite controlar toda la iluminación de la casa desde una Tablet o smartphone, programando horarios de encendido y apagado para ahorrar energía, entre muchas otras posibilidades que ofrece este sistema. 
  • Colocar reguladores de intensidad luminosa. Estos dispositivos permiten controlar la intensidad de iluminación y ayudar a ahorrar electricidad en aquellos lugares en los que no se necesita de una máxima iluminación. Asimismo, hay lámparas que ofrecen la solución de poder tener distintas intensidades de luz sin necesidad de tener un dimerizador o regulador instalado, como las lámparas Philips Scene Switch, permitiendo tener 3 niveles de intensidad de luz cálida (bajo, medio y alto) con el mismo interruptor que ya está instalado, o bien ahorrar en la cantidad de lámparas en el hogar con la versión que permite alternar entre luz fría y luz cálida en una misma lámpara. 
  • Mantener limpias las lámparas y las pantallas. Esto elevará la luminosidad sin aumentar la potencia. Una lámpara sucia o en mal estado pierde hasta un 50% de su luminosidad.

Entradas populares de este blog

Amdia realizó el Digital Media Summit 2019

Glassdoor se expande a Latinoamérica lanzando su sitio en Argentina, Brasil y México

3 maneras en las que los marketers ponen en peligro la lealtad del cliente