Biometric Vox: Las 3 razones por las que las empresas pueden reducir costes gracias a la biometría vocal


  • Desde el 12 de mayo, todas las empresas deberán llevar un registro de la jornada laboral de sus empleado
  • La biometría de voz permite a las empresas ahorrar costes en hardware, mantenimiento y fraude interno


Según el Real Decreto publicado en el BOE, todas las empresas españolas estarán obligadas a poner en marcha a partir del 12 de mayo el registro de la jornada laboral de sus empleados. Dicho registro debe recoger el inicio y final de la jornada laboral de cada empleado, al igual que las incidencias que surjan durante dicho periodo. Uno de los sistemas más eficientes para realizar este control de acceso es a través de la biometría de voz, sobre todo porque gracias a esta tecnología las empresas podrán reducir sus costes. Biometric Vox, empresa tecnológica española especializada en soluciones de biometría de voz para usuarios y empresas, destaca las tres grandes razones por las que la biometría vocal permite a las empresas reducir costes:
  • No necesita de dispositivos adicionales: La biometría de voz no utiliza hardware adicional, esto se traduce en una reducción de costes directa. Por ejemplo, otras biometrías como la lectura de las huellas dactilares sí necesitan instalar un lector preparado para el escaneo del cuerpo humano. En el caso de la biometría vocal, únicamente es necesario un micrófono, disponible de serie en prácticamente todos los dispositivos móviles u ordenadores de hoy en día. 
  • No necesita mantenimiento de hardware: Las técnicas de identificación tradicionales, como el uso de tarjetas o llaves, conllevan unos costes de mantenimiento periódico, sobre todo en casos de pérdida, robo o deterioro. Aunque el desembolso inicial de estos sistemas no tiene por qué ser muy elevado, la factura total se dispara con el paso de los años cuando se suman todos estos gastos. En el caso de la biometría vocal, por el contrario, una vez que el sistema se encuentra funcionando el coste de mantenimiento es muy reducido.
  • Reduce el fraude interno y el absentismo laboral: La suplantación de identidad entre los miembros del equipo de trabajo es uno de los fraudes que más cuestan a empresas y organismos públicos, y es un incidente habitual en sistemas de control, por ejemplo, de tarjetas físicas contra un lector. Este tipo de fraude provoca que la empresa acabe remunerando al empleado por horas que realmente no ha realizado, con las consiguientes pérdidas económicas. El uso de la biometría para el control de horarios de los empleados, ayuda de forma definitiva a prevenir el problema de este tipo de fraude y el absentismo laboral.
“La agilidad y seguridad que la biometría de la voz da a las empresas a la hora de realizar el registro de la jornada laboral de sus empleados son claves para la reducción de costes. Las organizaciones más innovadoras ya han empezado a implementar esta tecnología, pero se prevé que gracias a su eficacia y sencillez se expanda muy rápidamente durante los próximos años”, afirma Carlos Gavilán, director de desarrollo de negocio de Biometric Vox.

¿Cómo funciona la identificación biométrica por voz?
La identificación biométrica por voz es una tecnología basada en Inteligencia Artificial. CheckVox, el motor biométrico vocal de Biometric Vox, verifica la identidad del usuario con garantías y combate la suplantación.
Esta solución mide los rasgos únicos del aparato fonador y crear un perfil de cada usuario a partir de más de 100 parámetros físicos de su voz. Su precisión reside en el registro de características personales como la cavidad buco nasal, craneal o frecuencia vocal entre otros. Estos rasgos se analizan al detalle y generan una huella única que permite reconocer a cada hablante de forma inequívoca, siendo invulnerable ante imitadores, resfriados del usuario o grabaciones.

Entradas populares de este blog

Por cuarto año consecutivo BMC se posiciona como líder en el Cuadrante Mágico de Gartner en Gestión de Servicios de TI

Soft skills: habilidades blandas en las organizaciones

Qué es BPO ?