Firma Biométrica | Operaciones claras y transparentes: Grupo Hasar optimiza la experiencia del cliente


Bajo el paradigma de la transformación digital, la firma biométrica no solo facilita las operaciones sino que además refuerza la seguridad y comodidad a la hora de autenticar.
 

Grupo Hasar, una empresa especializada en el desarrollo y comercialización de soluciones tecnológicas para todo tipo de comercio, acompaña la transformación digital favoreciendo las operaciones claras y transparentes.   La firma biométrica, al igual que la manuscrita, representa la voluntad de consentimiento de un individuo y tiene validez legal. Pero a diferencia de la analógica, permite identificar un fraude de suplantación de identidad en el momento.

Bajo el emblema de la mejora permanente en la experiencia del cliente, Grupo Hasar cuenta con la solución de firma biométrica asociada a la Tablet Olivetti. La misma, permite hacer más eficientes los procesos y se desarrolla en cuatro pasos: El servidor de firmas busca el PDF a firmar. Luego se disponibiliza en la tableta Olivetti para su visualización. Se recorre el PDF y se ubica el cuadrante para la firma. Al finalizar la firma, el PDF es devuelto a la carpeta destino. “Luego, cada vez que un cliente haga un trámite, se puede validar en tiempo real la identidad. Si la firma no es la que estaba empadronada, no le va a dejar avanzar”, completa Juan Carlos Laurens, Gerente de Cuentas Regional de Compañía Hasar.

El software desarrollado por Grupo Hasar interpreta varias características de la signatura: la presión, aceleración, velocidad, inflexiones y el ángulo.

Asimismo, en algunos bancos de Europa ya la están implementando exitosamente: Intesa Sanpaolo -donde el 96% de los clientes aceptó dar su firma por intermedio de un dispositivo electrónico-, la Banca Generali y la Banca Carige. Los bancos se benefician de la firma biométrica especialmente en lo que hace a prevención anti-fraude y autenticación de identidad, sin dejar de lado la reducción del tiempo de espera y de colas. Otros sectores, como el asegurador, no se quedan fuera de esta ola: empresas como Unipol Banca, ERGO y HDI ya trabajan también con esta tecnología.
En la mayoría de los países, este documento ­firmado electrónicamente tiene una fuerza jurídica equivalente a la ­firma tradicional en papel y conlleva muchas otras ventajas: permite identificar un fraude de suplantación de identidad en el momento, hace más eficientes los recursos humanos y reduce el uso de papel, lo que colabora con el cuidado del medio ambiente a la vez que implica un ahorro de dinero en impresiones.

Entradas populares de este blog

G Suite de Google Cloud ahora disponible con IONOS

‘Data Science’ y la experiencia de los clientes

📣 Llega Influencers Date al Hipódromo de Palermo