Fibra óptica | El futuro de la velocidad de internet en Argentina


Se estima que para el 2020 se generarán en Argentina un millón de nuevas conexiones de FTTH, lo que mejorará la experiencia de todos los usuarios de internet. Según el ENACOM, en nuestro país existen más de 8 millones de accesos a internet fija, pero sólo el 2.71% se realiza a través de esta tecnología, cuyo tendido es principalmente subterráneo. 


La Cámara Argentina de Internet (CABASE), en su informe Internet Index de 2018, recomienda el desarrollo de redes de fibra óptica de última milla (FTTH) para aumentar la conectividad, y cada vez son más quienes apuestan por esta tecnología. De hecho, desde 2016 se han desplegado más de 29 mil kilómetros de red en todo el país.


La fibra óptica es el medio de transmisión por cable más avanzado porque permite enviar gran cantidad de datos a una gran distancia con velocidades similares a las de la radio, y superiores a las de un cable convencional. En relación a esto, Ernesto Curci, VP de Servicios y Gestión de Red de CenturyLink en América Latina, afirmó que “actualmente es la única tecnología capaz de soportar los anchos de banda que requiere un hogar medio para hacer un uso más eficiente de los recursos de la red”, porque el volumen de data que transmite por unidad de tiempo es mucho mayor que el que puede transmitir un cable de cobre.


Además, Curci resalta que no sólo resulta de importancia para las conexiones de última milla a los hogares, sino también para las de las empresas ya que el ancho de banda de la red es crítico para el funcionamiento de la empresa moderna. Con el advenimiento de la inteligencia artificial (AI), Big Data Analytics e Internet of Things (IoT), la cantidad de datos que la red tiene que manejar se disparará aún más.


Otra de las ventajas que posee la fibra óptica es su inmunidad a las interferencias electromagnéticas, lo que la hace virtualmente libre de ruido y con una tasa error binario (la cantidad de datos que se reciben con errores) muy baja, lo que significa que los datos transmitidos llegan casi en su totalidad sin ninguna falla.


En la fibra, los datos y señales son transmitidos vía luz, lo cual significa que no hay posibilidad de detectar qué data se está enviando sin intervenirla o romperla, garantizando la seguridad de la información enviada. Esto cobra especial relevancia en un contexto en el que evitar los filtrados de los datos se vuelve una prioridad tanto para las empresas como para los entes gubernamentales.


Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, los cables de cobre tienen un consumo 3,5 veces más alto que la fibra. Con un ahorro de energía del 70%, la expansión de la fibra óptica en Argentina sigue impactando el futuro de las telecomunicaciones y revolucionará la experiencia de los usuarios del país.

Entradas populares de este blog

Qué es BPO ?

Soft skills: habilidades blandas en las organizaciones

La final Boca-River dispara las búsquedas de vuelos a Dubai