19 septiembre 2018

Emprendedores ¿Cómo afrontar la actualidad impositiva?

Cuáles son los puntos más importantes para comprender el mundo de los impuestos hoy e implementar medidas efectivas en el negocio

La falta de conocimiento sobre los aspectos impositivos y contables hace que el negocio peligre, sobre todo en una actualidad tan cambiante, tanto a nivel país como en cuestiones administrativas. Es habitual que estos temas queden relegados u olvidados, tapados por otros que pueden parecer mucho más importantes. Pero basta con una situación mínima, como una falta impositiva, la búsqueda de inversores o la necesidad de pedir un crédito, para que se destape un problema mayor.
Es extremadamente necesario que el emprendedor ponga este tema bajo análisis, ya que contar con la información en tiempo y forma permitirá alcanzar los objetivos planteados y evitará caer en fallas administrativas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Por otra parte, los tiempos impositivos y contables del emprendimiento deberán adaptarse a los cambios tecnológicos impulsados por los regímenes de control y a la cantidad y calidad de información de cada contribuyente que tiene hoy AFIP en sus servidores.
Además, desde octubre se irán incorporando a la facturación electrónica las categorías más bajas del monotributo, quedando en abril 2019 todas las categorías con obligación de emitir sus facturas de ese modo, lo que dará una mayor habilidad de control a la AFIP. Las categorías F a K ya son obligatorias, y las incorporaciones van con el siguiente calendario: E desde el 1/10, D desde el 1/12, C desde el 1/2/2019, B desde el 1/3/2019 y A desde el 1/4/2019.
Daniel Orsi, Director de la plataforma contable impositiva y de gestión online SOS-Contador, brinda algunas recomendaciones para afrontar la actualidad impositiva.
Conocer todos los aspectos del negocio: El emprendedor no puede quedar ajeno y debe conocer desde un inicio los aspectos legales e impositivos de su negocio, sin perder de vista su situación patrimonial. Es preciso que sea consciente de que la administración ordenada y llevada en tiempo real es un aspecto de suma importancia que debe quedar bajo su responsabilidad y control, siempre de la mano de un profesional en ciencias económicas, que asesorará sobre la consistencia y razonabilidad de la información.
Realizar una proyección de impuestos: En la actualidad ya no alcanza con llevar un control económico de la actividad (ventas y compras), hoy es necesario sumar un control financiero completo y una proyección de impuestos. Llegar a fin de año sin control alguno sobre la evolución del resultado en el impuesto a las ganancias puede generar un problema difícil de sortear al momento del vencimiento. Efectuar una reserva mensual en función de la evolución de los impuestos es imprescindible para planificar financieramente los compromisos futuros.
Contar con información en tiempo real: Debido a los avances de los organismos de control frente a los impuestos, no es posible conocer sus efectos financieros el mismo mes de vencimiento. Es imposible pensar actualmente en ver ¨qué dará el impuesto a fin de año¨, dado que al otro día del cierre del ejercicio ya no se podrá tomar ninguna medida correctiva frente a decisiones erróneas.
Entender los cambios que conlleva la facturación electrónica: La llegada de la facturación electrónica para todos los contribuyentes a partir de octubre, incluidos los monotributistas de las categorías más bajas, darán al fisco material suficiente para cruzar información y detectar inconsistencias. También podrá el fisco, en el corto plazo, liquidar el impuesto al valor agregado (IVA) a partir de las facturas electrónicas emitidas y recibidas junto con percepciones y retenciones. Los regímenes de información con que cuenta AFIP completan el perfil del contribuyente frente a la razonabilidad de los impuestos.
Contar con asesoramiento profesional: El impacto de estos cambios es significativo. Por eso se recomienda que, de la mano de su contador, el emprendedor controle día a día la evolución de sus impuestos, ya que una vez presentadas las Declaraciones Juradas, la AFIP podrá controlar la razonabilidad de las mismas en base a la información de facturas electrónicas y regímenes de información.
Es fundamental el seguimiento al día de la información económica, financiera e impositiva para estar a la altura de los controles de los organismos de control y evitar inconvenientes.