01 agosto 2018

iAdvize 4 consejos para una transición al mCommerce en pleno verano europeo


  • Durante la época estival las ventas de los comercios electrónicos descienden hasta un 30%
  •  El 97% de los españoles tiene un smartphone; 3 de cada 4 realiza compras a través de este dispositivo
  • Según iAdvize, una transición hacia el mCommerce basada en responsiveness, actividad en redes sociales, disponibilidad 24h y multicanalidad es la clave para fomentar las ventas en verano



“El verano es sinónimo de vacaciones y desconexión, no sólo a nivel profesional, sino también desde un punto de vista tecnológico. Entre los meses de junio y agosto es frecuente pasar más tiempo fuera de casa alejados de nuestros ordenadores”, señala Beatriz Zabalegui, responsable de comunicación de iAdvize. “En este sentido, los eCommerce ven como sus niveles de visitas y ventas descienden, enfrentándose así a la necesidad de encontrar la forma de conectar con sus clientes”, añade.

El verano es el momento para apostar por la transición al mCommerce

Además del descenso en niveles de visitas y ventas, desde iAdvize advierten de que uno de los principales inconvenientes a los que las marcas se deben enfrentar reside en el riesgo de perder el vínculo con el cliente, lo cuál implica la imposibilidad de fidelización. En este sentido, desde iAdvize señalan que, según los últimos datos de IAB Spain, 3 de cada 4 españoles realiza sus compras a través del teléfono.
Estos datos reflejan el alto nivel de uso que se da al smartphone, por lo que se convierte indudablemente en el dispositivo clave para mantener la comunicación y los niveles de ventas durante el verano. Conscientes de este hecho, iAdvize apuesta por una estrategia basada en la transición del eCommerce al mCommerce durante la época estival, y señala las claves para llevarlo a cabo con éxito:

  1. Responsive: el smartphone se ha convertido en un compañero inseparable. En este sentido, es fundamental el concepto “responsive”, que consiste en optimizar la web para adaptarse a visitas a través de dispositivos móviles, por lo que debe adaptarse a distintos formatos.
  2. Actividad en redes sociales: el verano es una época en la que mantener la relación con el cliente es, si cabe, todavía más importante. En este contexto, el smartphone se configura como el canal perfecto para dirigirnos a los clientes, principalmente a través de las redes sociales, ya que precisamente el verano es una época en la que la mayoría de los usuarios, debido a que tienen más tiempo libre, se muestran más activos. Impulsar la presencia en redes sociales y contar con contenido audiovisual atractivo que ayude a resaltar las ofertas y diferenciarse de la competencia es clave.
  3. Disponibilidad multicanal: ofrecer a los clientes un amplio abanico de posibilidades para contactar con la marca es uno de los aspectos más valorados por los usuarios, ayudando así a incrementar los niveles de engagement. Además, en muchas ocasiones, los usuarios tienen problemas a la hora de finalizar sus procesos de compra, o simplemente buscan poder contactar con la empresa para resolver sus dudas.
  4. Atención 24h: otro factor importante a tener en cuenta en verano es el cambio de hábitos, horarios y costumbres de los usuarios. Si bien es cierto que durante el año es más fácil tener controladas las horas de mayores visitas o ventas online, en verano, el cambio de biorritmos y los continuos desplazamientos complican este control. Por ello, desde iAdvize señalan la atención 24h como un factor clave y determinante para que las ventas no decaigan durante esta temporada.   
iAdvize, líder europeo de la interacción en tiempo real, cuenta con Ibbü, la primera comunidad de expertos remunerados para aconsejar a los clientes en los 'sites' de las marcas a través de conversaciones, mediante el chat de las páginas web de las empresas. A través del chat disponible en las páginas de producto del site, los usuarios pueden iniciar una conversación con expertos en la materia que les ayuda a solventar las dudas que tengan como paso previo a la realización de una compra.

“Ibbü permite a las empresas contar con una comunidad de expertos independientes disponibles y dispuestos a aconsejar y resolver las dudas de los usuarios en todo momento”, señala Zabalegui. “Gracias a esto, incluso durante el verano los usuarios siempre encontrarán alguien al otro lado de la pantalla a quién poder dirigir sus dudas, potenciando así la relación entre marca y cliente y obteniendo mayores niveles de ventas. En definitiva. Ibbü lleva la experiencia de compra de un usuario un paso más allá”, concluye.