Inteligencia Artificial aplicada al Agro en Argentina ¿Adoptarla tardíamente o ser parte de la revolución?


  • San Miguel comienza a investigar la implementación de esta tecnología en sus procesos procesos productivos.
  • Su introducción permitiría anticipar diversos factores que influyen en las campañas agrícolas.
La agroindustria argentina enfrenta cambios dinámicos y disruptivos con la incorporación de nuevas empresas tecnológicas que junto a otras más tradicionales, generan nuevas categorías de soluciones. Las empresas deben adaptarse o, mejor aún, ser parte del diseño de este nuevo paradigma.
Hoy el sector agroalimentario está realizando inversiones significativas en su tecnificación, incluida la toma de datos en origen. Gracias a ello, disponemos de herramientas tecnológicas que nos ayudan a optimizar la toma de decisiones en la cadena agroalimentaria, desde la producción hasta la comercialización, incluidas las compañías de seguros y de semillas. Este es el trabajo de varias startups y empresas tecnológicas que se lanzan al mundo de los agro negocios, y que incluso trabajan en conjunto para desarrollar soluciones para este sector. Dos empresas, una española y otra argentina, son ejemplos de cómo la Inteligencia Artificial puede hacer una diferencia en la producción de cítricos, olivas, hortalizas, frutales y cereales, así como en diferentes cadenas de suministro.
Con base en España, ec2ce es una de las empresas enfocadas de lleno en este mercado. Su objetivo es poner a disposición de los clientes toda la potencia que la Inteligencia Artificial implica, favoreciendo una mejor toma de decisiones tanto en el área de producción como en la comercial. Para ellos, esta tecnología reduce enormemente la incertidumbre que existe en este sector, maximizando producción sostenible, facilitando la interconexión producción-comercialización-cliente, y limitando el desperdicio de producto. Básicamente, se encarga de optimizar las operaciones en cada proceso, maximizando márgenes y evitando pérdidas de producto por ineficiencia en la cadena de suministro.
Desde el lado argentino, a principios de 2017 nace b2b-agri, fundada por Julio Cantagallo y Pablo Ogallar con la idea de transmitir su experiencia global en agronegocios a las compañías del sector en Estados Unidos y Latinoamérica. Ambos fundadores suman más de 45 años de experiencia en agronegocios en el mundo corporativo e industrial, fruto de múltiples vivencias en Sudamérica, México, Estados Unidos y Europa.
Juntos trabajan para desarrollar herramientas de optimización basadas en modelos predictivos complejos, con el objetivo de hacer más eficientes las operaciones agronómicas, industriales y de comercialización. Uno de sus ámbitos actuales de investigación, se enfoca en modelar la productividad de aceite esencial de limón a nivel de lote, para lo cual han decidido trabajar con la citrícola argentina San Miguel. El proyecto está en su primera fase: el desarrollo de los modelos básicos que permiten implementar herramientas para optimizar la productividad mediante recomendaciones de laboreo agrario.
Gracias a este modelo se espera conocer con antelación la productividad estimada, y gestionar en consecuencia el proceso agronómico para maximizarla. Además, las áreas industrial y comercial podrán planificar y organizarse mejor sobre la base de dichas expectativas. Ec2ce dispone de una plataforma que es capaz de generar multi relaciones entre las variables significativas (previamente identificadas de forma automática) tanto del cliente como de fuentes de datos públicas (meteorológicas, imágenes satelitales, etc.) y generar a partir de allí modelos predictivos.


La gráfica muestra una representación concreta de los resultados que ec2ce aporta a sus clientes. En el caso representado, el cliente recibe las predicciones varias semanas antes del acopio en planta envasadora de un producto hortícola a 3 semanas vista, junto a los datos reales de acopio hasta la fecha en semanas previas. Estas predicciones se actualizan periódicamente con los datos reales de gestión y las últimas previsiones, de modo que el cliente dispone de una herramienta ajustada a sus necesidades, que se configura como una ayuda importante de cara a su toma de decisiones en ámbitos comerciales, logísticos y operativos.
Pedro Carrillo, Cofundador y CEO de ec2ce indica que “San Miguel representa un cliente estratégico en nuestros planes de expansión en Sudamérica, y al mismo tiempo, este acuerdo contiene las bases para crear valor para la citrícola”. Por su parte, Ricardo Arjona, Cofundador y CTO de ec2ce indica que “la orientación innovadora de San Miguel, unida a nuestra capacidad tecnológica, se han conjugado para iniciar la introducción de la inteligencia artificial en sus operaciones”.
La implementación de Inteligencia Artificial se encuentra todavía en un estadío inicial de crecimiento, sin embargo, iniciativas precursoras como éstas permiten acortar los plazos en el desarrollo de la misma.
“El objetivo es mejorar los procesos en campo, incorporarles mayor tecnología”, afirma Nicolás D’Acunto, Gerente de Inteligencia Productiva de San Miguel. “Con esto en mente, surgió la posibilidad de trabajar junto a ec2ce en la implementación de modelos matemáticos que ayuden a predecir nuestra producción. Aunque trata de un desarrollo incipiente en esta área, estamos muy entusiasmados con su potencial”, concluye.
Pablo Ogallar y Julio Cantagallo, Cofundadores de b2b-agri, coinciden en destacar que la Inteligencia Artificial potencia las nuevas tecnologías de producción utilizadas por San Miguel, eficientizando los recursos necesarios para maximizar la producción.
Actualmente, Estados Unidos y algunos países europeos muy especializados, como Holanda, presentan un mayor grado de adopción de estas tecnologías. En Latinoamérica todavía es algo incipiente, pero por la elevada tecnificación que presenta la región, y en casos concretos como Argentina con una agricultura muy extensiva de sus cultivos principales, se podrá ver pronto una rápida evolución de la misma.
Se trata de una tecnología que  permite obtener un rápido retorno de la inversión, aportando información confiable y de alto valor para la gestión. Al mismo tiempo, es una tendencia macro imparable, de modo que quien primero la incorpore, antes ganará competitividad en un mercado cada vez más globalizado.
“La Inteligencia Artificial complementa al trabajo humano. Tecnologías como éstas permiten manejar muchísima información histórica inabordable para el cerebro humano (clima, producciones pasadas, temperatura, etc.), aportando información confiable y de alto valor para la gestión. Es una tendencia macro imparable, de modo que quien primero la incorpore, antes ganará competitividad en un mercado cada vez más globalizado”, concluye Pablo Ogallar de b2b-agri.

Entradas populares de este blog

Qué es BPO ?

La final Boca-River dispara las búsquedas de vuelos a Dubai

Soft skills: habilidades blandas en las organizaciones