¿Cuál es el siguiente paso para las empresas de alta tecnología que buscan continuar liderando el mercado de data centers?

Aquí estamos hoy y aquí estaremos mañana
Por Pedro Sandalis, Manager Regional para Latinoamérica Sur en Nutanix
La historia reciente está inundada de historias de nuevas start-ups de alta tecnología que parecen surgir de la nada y desaparecer rápidamente pocos meses después. De hecho, un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2016(1) da cuenta que en Argentina existen alrededor de 500 compañías en la categoría start-up.
Se trata de pequeñas empresas innovadoras, generalmente impulsadas por líderes inspiradores con grandes ideas, capaces de identificar y llenar rápidamente las brechas en el mercado destacándose por sobre las empresas más establecidas pero menos ágiles. Start-ups que están aquí hoy pero se han ido mañana y nunca más se sabe de ellas.
Una razón clave para esto es que las empresas nuevas no son nuevas para siempre y pocas pueden mantener los niveles de crecimiento inicial, a menudo estratosféricos, o pueden mantenerse ágiles e innovadoras por mucho tiempo. Cuando las ventas alcanzan un equilibrio llegan a su punto más vulnerable. A medida que el mercado avanza rápidamente y las empresas más establecidas en el mercado despiertan a lo que está sucediendo, comienzan a comprar a sus competidores más pequeños y abordan la disrupción, previamente ignorada en los mismos mercados.
Entonces, ¿cómo pueden crecer las nuevas empresas tecnológicas traspasando la ola del éxito inicial? ¿Deben seguir evangelizando sobre tecnología disruptiva con la esperanza de obtener una masa crítica y lograr una oferta pública inicial antes de que se agote el capital inicial? ¿O buscan construir la próxima gran ola de innovación mientras las empresas más establecidas todavía están despertando al olor del café del año pasado?
Hacerlo de forma diferente
La excepción aquí serán aquellas empresas que puedan adaptarse a los tiempos del mercado. Empresas dispuestas y capaces de reevaluar su enfoque, abordar nuevas y cambiantes demandas y aprovechar los avances tecnológicos recientes.
En el caso del almacenamiento, eso significa renunciar a intentar competir en rendimiento o precio, simplemente porque los grandes nombres se han puesto al día y pueden igualar o incluso mejorar todo lo que las nuevas empresas tienen para ofrecer a este respecto. Más bien, las empresas con más probabilidades de tener éxito son las que están preparadas para tomar una línea diferente y diferenciar sus productos.
Y es una historia muy similar en lo que respecta al resto del mercado de infraestructura, ya que los grandes jugadores finalmente se dan cuenta de que la convergencia no va a desaparecer y que las tecnologías a escala web son lo que todos quieren. Esto tiene implicaciones para todos los involucrados y, una vez más, es probable que los sobrevivientes sean los que buscan mover las metas en lugar de pensar que pueden detener la marea de productos y tecnologías que las marcas más innovadoras están presentando en el mercado.
Como resultado, las nuevas empresas seguirán yendo y viniendo, pero sólo las que pueden mantenerse ágiles e innovadoras a medida que crecen son las que con mayor probabilidad pasarán de ser un recién llegado a un proveedor establecido, llegando a la cima en el mercado de data centers a nivel mundial.

(1)  Estudios del Centro de Desarrollo Startup América Latina 2016 “Construyendo un futuro innovador: Síntesis y recomendaciones de política” OCDE, 2016.

Entradas populares de este blog

Qué es BPO ?

La final Boca-River dispara las búsquedas de vuelos a Dubai

Soft skills: habilidades blandas en las organizaciones