07 febrero 2018

¿Cuáles son las características de la nueva registradora fiscal homologada por la AFIP?

Lanzada al mercado por Grupo Hasar y con tecnología 2G, la R-HAS-6100-FAR permite el duplicado electrónico, la descarga semanal de informes para presentar al fisco, múltiples funciones en una misma tecla, soporte para conexión de escáner y balanza, entre otras características.
Grupo Hasar, empresa especializada en el desarrollo y comercialización de soluciones tecnológicas enfocadas al retail, informó que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) homologó una nueva registradora fiscal de última generación producida por esta compañía.
Se trata de la R-HAS-6100-FAR, una registradora con tecnología 2G (segunda generación, o nueva tecnología según la AFIP). ¨Sus características técnicas y operativas responden a todas  las exigencias del organismo¨. Quien afirma esto es  Ricardo Cárdenes, responsable de Soporte Técnico de Compañía Hasar.
¨Además de estar disponible en el mercado a un valor adquisitivo favorable, reduce los costos de mantenimiento e insumos al no imprimirse en papel el duplicado de los comprobantes que se emiten. El duplicado es electrónico. Por otro lado, se agilizan las tareas administrativas y contables, propias del comercio, al permitir la descarga semanal de informes electrónicos, listos para ser presentados como declaraciones juradas ante la AFIP¨, señala Cárdenes.
Una máquina de este tipo es usada por los comerciantes para emitir los comprobantes (tiques y/o tiques nota de crédito), que respaldan las operaciones comerciales que se realizan con consumidores finales. Su uso, encuadra en uno de los regímenes de facturación regulados por las normas fiscales vigentes en Argentina: emisión de comprobantes mediante uso de controladores fiscales de nueva tecnología.
¿En qué se diferencia respecto a las anteriores cajas registradoras? Según Cárdenas, ¨esta posee tecnología más avanzada, la cual permite un mayor valor agregado para quienes la utilicen. Mayor capacidad en sus bases de datos internas para almacenar productos a la venta; manejo de hasta 10 listas de precios, reimpresión de comprobantes; importación y exportación de la configuración completa desde y hacia otra R-HAS-6100-FAR a través de la web para tareas de consulta, entre otras múltiples funciones que convierten a la relación costo-beneficio en muy favorable para el contribuyente¨.
Como responsable de Soporte Técnico de Compañía Hasar -una empresa argentina que desde hace más de 45 años se dedica al desarrollo y comercialización de soluciones tecnológicas de vanguardia- Cárdenes comenta que para el comerciante que utiliza esta registradora, ¨le queda la satisfacción de contar con un controlador fiscal de fácil operatividad, bajo costo de mantenimiento y que es adquirible al mejor precio¨. A su vez, para el fisco, ¨los beneficios radican en saber que en el mercado hay disponible una herramienta homologada que le permite llevar adelante su lucha contra la evasión fiscal y obtener de manera más ágil las declaraciones juradas de los contribuyentes.

Un poco de historia
Los controladores fiscales, en general, nacieron en el año 1997 como una herramienta que facilita al Estado el control de las actividades comerciales de determinado grupo de contribuyentes, en su intento por evitar la evasión fiscal. En el año 2013 se publicó la resolución general de AFIP que dio vida a la nueva generación de controladores fiscales, como herramienta de tecnología más evolucionada. En consecuencia, las normas fiscales vigentes no sólo dicen cuales son la obligaciones de los contribuyentes para con el Estado, sino que además apuntan específicamente el comportamiento que deben observar los controladores fiscales. Por ende, la R-HAS-6100-FAR se adecua perfectamente a dicho comportamiento.

La homologación de un controlador fiscal significa que ha pasado las pruebas de seguridad fiscal a que se someten estos equipos en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), y que satisfacen el comportamiento exigido por las normas fiscales vigentes, impuestas  por AFIP.