16 enero 2018

El futuro de los Data Centers

*Por Esteban Jafet Rincon Gonzalez, especialista de producto regional de IFX Networks

En la década pasada, tener la información en un concepto de “nube” parecía ilógica. En ese momento, el Data Center era la base de toda compañía. Esa zona, edificación o cuarto de equipos donde se concentran los servidores y sistemas de TI constituía el corazón de cada uno de los sistemas utilizados cotidianamente para que la empresa funcione.

Con la llegada de IoT y Big Data, el volumen de información ha aumentado considerablemente: se ha pasado de soluciones de 10G a 40G y 100G. Esto creó la necesidad de evolucionar los Data Center y abrió camino al desarrollo del Cloud Computing. Sin embargo, este cambio de paradigma abrió nuevas preguntas en torno a la seguridad y disponibilidad de la información, que ahora queda almacenada en una red. Así es como los grandes fabricantes y desarrolladores de ERP, CRM y Big Data comenzaron a homologar y certificar sus soluciones para ambientes seguros y se abocaron al desarrollo de tecnologías como SDN (Software Defined Networking o Redes Definidas por Software) que tienen como objetivo facilitar la implementación de servicios de red de manera ágil, dinámica y escalable.

A la hora de elegir un Data Center, la gran pregunta de las compañías será si deben elegir un Data Center Hyperscale o un Data Center Edge. Para encontrar la mejor respuesta es imprescindible analizar en profundidad las necesidades de latencia, disponibilidad, seguridad de los datos, backup y restauraciones de información, acompañado del esquema de protección de sus sistemas.

Las nuevas formas de consumir y distribuir los datos han propiciado la creación de los Data Center Edge: unos centros de datos que, al ubicarse cerca de las instalaciones del usuario, acortan las distancias que deben recorrer los contenidos en las redes y generan una conexión más rápida. Su diseño es apto para soportar soluciones que exijan un alto performance en tiempos de respuesta y seguridad, donde su información estará más cerca de lo que puede estar un DC Hyperscale, ya que éste no requiere grandes exigencias de latencia y la ubicación geográfica no impacta en el cliente final.

En la actualidad se desarrollan arquitecturas de DC que permiten ser amigables con el medioambiente. Uno de los mejores ejemplos son los desarrollos de arquitecturas CACS (Contención del Pasillo Frío), donde el consumo de aire acondicionado puede reducirse considerablemente y ayudar en la eficiencia energética.

Mantener una disponibilidad sobre un Data Center aumenta la confianza y la seguridad que los clientes perciben sobre sus sistemas, adicionados a las buenas prácticas que se deben ejecutar.

*Encargado de desarrollar el servicio de Data Center en IFX a nivel regional.