24 noviembre 2017

Las cadenas de suministros se deben adaptar a la transformación digital

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial para el Cono Sur de Infor
Adaptarse o morir. Este mensaje ha sido difundido en las distintas conversaciones, y presentaciones durante las conferencias sobre la cadena de suministro en el último año.
La velocidad en que la nuevas competencias y tecnologías aparecen se ha acelerado en los últimos 10 años. La disrupción ocurre diariamente. Los clientes esperan más productos nuevos y más rápido que nunca. Las empresas no pueden pretender hacer el negocio como siempre y sobrevivir. Ya no existe el negocio como siempre. A menos, por supuesto que el negocio esté basado en cambio constante.
Todos estos cambios ponen a la cadena de suministro en una maratón. Todos deben correr para estar al día, y los resultados no siempre muestran progresos. No todas las cadenas de suministro están en forma como para seguir este ritmo. Sin embargo, es tarea de las cadenas de suministro poder adaptarse en una era de disrupción constante.
Mundo Digital
La transformación digital se está rápidamente volviendo una realidad. Pero todavía muchas empresas no han resuelto como conectar la cadena de suministro física con la digital.
Una empresa que no es tímida en cuanto a su transformación Digital es General Electric. Seth Bodnar, GE líder digital, comentó el progreso considerable de la empresa hacia el futuro recientemente en la conferencia anual CSCMP: hace casi un siglo y medio, el descubrimiento de Thomas Edison estaba activando la revolución industrial que mejoraría la vida de miles de millones de personas. Y actualmente, la revolución del software se encuentra con la revolución industrial. Y en la misma empresa, no estamos moviendo del martillo a los dígitos. Estamos construyendo la primera empresa digital industrial. Este es el futuro de nuestra compañía. Este es el futuro de las empresas de nuestros clientes. Y una vez más transformaremos la vida de miles de millones de personas.
Otro ejemplo es el esfuerzo de Johnson & Johnson para mejorar la trazabilidad de la cadena de suministro de las medicinas, y los esfuerzos de Nike para introducir impresión 3D y tecnología automatizada a los productos manufacturados la marca deportiva.
La tecnología digital, que también incluye la robótica, el internet de las cosas, y analytics avanzadas, forman la revolución digital de la cadena de suministro que el 75% de los ejecutivos consideran importante para sus negocios. Pero no todos están conformes con el progreso hasta ahora y algunos no saben por dónde empezar.
La disrupción en la cadena de suministro no es tanto si algo ocurrirá sino cuando. La capacidad de mantener el negocio andando cuando algo no funciona es vital para sobrevivir. No todas las incursiones son un  caso de cisne negro. Son los pequeños incentivos diarios los que pueden destruir la resiliencia de la empresa, causando el mayor de los daños. Poder comprender el riesgo que se presenta de distintas maneras, (ya sea considerable o menor) y estar listos para manejarlo es lo que mantiene funcionando a la cadena de suministro.

Un lugar en la mesa
La cadena de suministro está todavía buscando un lugar en la mesa. Aunque el 76% de las empresas operan sin un jefe de la cadena de suministro, existe un reconocimiento creciente del rol de la cadena de suministro en agregar valor.
Es importante que exista el rol de líder de la gestión de la cadena de suministro y determinar qué áreas están incluidas dentro de este rol. Es importante definir claramente el rol y la estructura desde un comienzo. La cadena de suministro genera valor, y es importante que esté integrada al resto de las operaciones del negocio.
Ya sea gestión del riesgo o la digitalización de la cadena de suministro, el liderazgo es lo que impulsará a las empresas hacia adelante y elevará el status de la cadena de suministro en un mundo cada vez más competitivo y de constante cambio.