11 agosto 2017

ICBC lanzó un sistema de reconocimiento facial para hacer operaciones bancarias

A través de un ambicioso plan de inversiones en tecnología, el banco de origen chino quiere posicionarse como el más digital de Argentina. Qué proyectos tiene para 2017 y cómo modificará el negocio.

La aplicación del ICBC, por dentro



Hace tiempo que el negocio cambió, los procesos ya no son los mismos y la digitalización facilitó muchos de los trámites que antes podían llegar a demandarle a la gente varias horas de espera con un número en la mano. La banca hace rato que entendió que la transformación tecnológica era el camino y ICBC Argentina lanzó una cruzada para “devolverle el tiempo a la gente”. Para esto ideó un plan de inversiones para modernizar su estructura y brindar un servicio más ágil con vistas a convertirse en uno de los pioneros en el salto digital.

“Tenemos una visión de que nuestras sucursales sirvan para tener una relación más cercana con nuestros clientes” asegura Gonzalo Díaz Sola, responsable de Banca Electrónica de ICBC Argentina.

El reconocimiento por biometría facial fue uno de los lanzamientos más innovadores del banco durante este 2017. Esta funcionalidad opcional le da la posibilidad a los clientes de la compañía de iniciar sesión en ICBC Mobile Banking utilizando solamente la cámara frontal de sus celulares, sin necesidad de ingresar su usuario ni su contraseña. Este proyecto nació en el seno de la sede argentina del banco y, con apoyo de su casa matriz en China, comenzó a utilizarse en julio. “Teníamos como proyección de éxito poder llegar al 50 por ciento de los que usan la banca móvil, pero al ver lo rápido que están adhiriéndose creo que vamos a superar nuestras proyecciones”, comenta Díaz Sola y asegura que esto redundará en más inversiones porque el banco “paga un costo de licencia por cada uso que hace el cliente”. Para desarrollar esta idea, ICBC Argentina se asoció con la empresa española FacePhi que ya trabajó con esta tecnología en bancos de España, México, Guatemala, Costa Rica y Ecuador.

La seguridad es uno de los temas más sensibles a la hora de implementar la tecnología. En el caso de la biometría facial esta es capaz de reconocer patrones que son característicos de cada persona, además de funcionar ante cambios de estilo de la persona y diferentes luces. “Nosotros llegamos a un buen balance entre seguridad y usabilidad”, afirma Díaz Sola. Asimismo, el ejecutivo expresa que la herramienta, que por ahora solo está disponible para el segmento retail, tiene una función avanzada de seguridad en la que le pide al cliente que pestañee, lo cual inhabilita la posibilidad de utilizar una fotografía para burlar al sistema. Para algunas industrias, depositar un cheque podía convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Por eso, el banco de origen chino desarrolló hace cuatro años el sistema de depósito remoto que hoy ya representa un 20 por ciento de todos los cheques que ingresan a la compañía. Sin embargo, este año lanzó una nueva herramienta que permite realizar este mismo proceso solo utilizando un teléfono celular. “Basados en las resoluciones más innovadoras del Banco Central, creamos Remote Deposite Capture para el sector corporativo, este sistema permite depositar un cheque sacándole una foto con la aplicación”, explica Walter Carbone, responsable de Canales Transaccionales CIB, que hace hincapié en que la idea del banco es seguir sumándole servicios con valor agregado a esta herramienta base.
La co-creación fue la clave para el desarrollo de esta tecnología. “Utilizamos esta metodología porque nuestro foco está en el servicio, no somos una empresa de software. Vamos con un prototipo a los clientes, lo testamos y empezamos a recibir sugerencias”, señala Carbone. A diferencia del reconocimiento facial, este proyecto fue desarrollado en nuestro país con analistas y diseñadores locales. Si bien la compañía asegura que la mayoría de los clientes lo adoptaron rápidamente, Carbone puntualiza: “Los primeros que lo adoptaron fueron las empresas que tienen cobradores distribuidos por todo el país, como las aseguradoras, y las que entregan mercadería contra la acreditación del cheque”.

Aunque desde el banco afirman que la transformación tecnológica representa una gran oportunidad para el negocio de la banca, también reconocen que esto presenta un gran desafío a nivel institucional. “Lo ideal es poder alinear las inversiones en tecnología que hacemos con el cambio cultural interno, ese es nuestro desafío más grande”, explica Díaz Sola. El rediseño del sitio oficial, la modernización de los cajeros automáticos y la posibilidad de resolver necesidades las 24 horas también formaron parte de la competencia por el tiempo de la gente, ICBC ya empezó a correr esta maratón y quiere tomar la delantera.

Fuente Cronista