10 marzo 2017

BMC alerta sobre “apagones” en la Nube



De acuerdo con la perspectiva de BMC, líder global en soluciones TI para la empresa digital, los proveedores de nubes públicas, incluyendo Amazon y Microsoft, están permitiendo negocios y avances tecnológicos por todos lados a donde volteamos la mirada, desde la economía mundial hasta nuestra vida diaria. Sin embargo, tales tipos de servicios pueden ser sujetos de un “apagón”, lo cual puede causar daños al usuario, dependiendo que tanto requiere de la nube para sus procedimientos.

Para el usuario, podría resultar en un inconveniente menor, como no poder salir rápido de una fila de seguridad en un aeropuerto al no poder obtener su pase de abordar electrónico al acercarse al agente. Pero si el usuario realizó una apuesta de negocio bajo la promesa de obtener mayor agilidad y menores costos, un apagón de nube puede crear un efecto opuesto: paralizar el negocio y reducir los ingresos.

De acuerdo con BMC, la preocupante realidad para las empresas es que no puedan responder qué tan dañino fue el apagón y se debaten en cuestionamientos sobre los servicios que se cayeron, el tiempo que se mantuvieron así, los ingresos perdidos, cuál es la reacción de  los clientes y mercado, y si el problema fue causado por el apagón de la nube o fue alguna otra cosa que salió mal.

A estas alturas del avance digital, puede sonar a locura, pero muchas empresas no tienen la visibilidad de qué tanto han subido en la nube. “Los recursos de nube están siendo comprados a tarifas increíbles por equipos y departamentos de toda la empresa para dar soporte a las aplicaciones de negocios e impulsar su transformación digital. Y es que en realidad, esta adopción no es fácil de rastrear dentro de la empresa, además de que por otro lado, la velocidad de la competencia ha hecho que liberar una aplicación sea más crítico que tener el control centralizado, como alguna vez lo tuvo el área de TI. Los proveedores de nube lo han hecho fácil, lo cual es bueno, pero han creado un reto sorpresivo y enorme para las empresas de TI: responder al jefe cuando pregunta: ¿qué tan malo fue para nosotros?”, dijo por su parte Shayne Higdon, presidente de Performance & Analytics de BMC.

“Por eso es que en BMC consideramos que la empresa digital de hoy requiere que el área de TI haga más que nunca acciones como las siguientes”, añadió Wolff:
·       Dar soporte a nuevas tecnologías en forma más rápida para agilizar el negocio.
·       Retomar y mantener una visión centralizada del panorama cada vez más complejo.
·       Usar de mejor manera los datos para ayudar a impulsar las acciones frente a los problemas que experimentan los usuarios.
·       Prepararse para solucionar fallas con soluciones automáticas y habilidad para cambiar cargas de trabajo de nube sobre demanda y de regreso.
·       Relacionar los gastos y los ingresos con los servicios transformadores que se están liberando.

“La promesa de la nube es real y la apuesta es segura, pero presenta nuevos retos. Las organizaciones de TI que puedan abordarlos más rápido serán las mejor posicionadas no solo para soportar sino para impulsar la transformación digital de su empresa. Y en vez de cuestionarse qué tan doloroso fue el apagón de la nube, pueden pensar en cuánto dinero ganaron al estar operando mientras sus competidores se cayeron”, finalizó el directivo de BMC.