05 enero 2017

Business Intelligence y Big Data revolucionan el sector del marketing digital


Estas herramientas ayudan a predecir el comportamiento futuro de los clientes gracias al rastro diario que dejan en internet

Vector ITC Group elabora la hoja de ruta a seguir para lograr una óptima explotación del BI y el Big Data en el ámbito del marketing digital. Entre las múltiples ventajas, el BI y Big Data proporciona información sobre los clientes, mercados, productos, así como conocimiento sobre nuevos segmentos

El papel del marketing ha evolucionado hasta cambiar por completo. Los anuncios de televisión y publicidad en medios impresos han dado paso a un análisis de datos inmediato, para poder llevar a cabo una correcta estrategia de marketing, ajustando acciones en el menor tiempo posible y llegando a la mayor audiencia deseable. En este sentido, Vector ITC Group, ha elaborado la hoja de ruta a seguir para lograr una óptima explotación del BI y el Big Data en el ámbito del marketing digital: 

·         Escuchar y conversar en redes sociales, mediante herramientas de CRM o en cualquier otra fuente.
·         Establecer mecanismos apropiados de recolección de datos en función de unos objetivos previamente marcados, al mismo tiempo que hay que analizar qué mensaje es el más adecuado para cada tipo de cliente.
·         Agrupar los diferentes mensajes por cada tipo de cliente. Y finalmente, enviarlos a los clientes en función del dispositivo en el que los recibirá.

En este contexto, el Business Intelligence y el Big Data son el nuevo horizonte del marketing digital. Estas herramientas recopilan, gestionan y analizan enormes volúmenes de datos que no pueden ser gestionados por las herramientas tradicionales y con los que se permite recopilar una ingente cantidad de información sobre empresas, clientes, usuarios, etc.
Con esta tecnología, basada en algoritmos matemáticos, se calcula rápidamente el efecto de todas las combinaciones posibles de esa información en tiempo real, que puede provenir de cualquier fuente: internet, correo electrónico, redes sociales, display, motores de búsqueda, etc. Un nuevo reto que ofrece un potencial enorme, y que hay que saber explotar de la mejor forma posible.
 “El BI y Big Data combinado con el marketing digital proporcionan una mejor experiencia de usuario, permite personalizar los contenidos, lo que genera una mayor calidad y relevancia de los mensajes para el público objetivo, que se traduce en campañas que alcanzan e incluso superan los objetivos propuestos”, señala Eva Ezpeleta, responsable del centro de competencia BI de Vector ITC Group.
El mejor ejemplo donde se desarrollan actualmente estas técnicas con grandes resultados es en política. En la campaña de Obama se planteó una estrategia basada en el uso de Big Data para captar electores y consiguió un éxito sin precedentes. Gracias a la información cualificada que el Big Data y el BI aportan sobre los usuarios, se lanzan los mensajes oportunos, en el momento correcto y a los usuarios objetivo de la campaña.

Beneficios del BI y Big Data aplicado al marketing

Con el Big Data se puede llegar a públicos hasta los que ahora no se había llegado y permiten realizar mejores estrategias de marketing, especialmente en lo que se refiere al B2B (Business to Business). Tener acceso a estos datos e interpretarlos correctamente proporciona una gran ventaja respecto a la competencia.

“Hace apenas unos años, tan solo las grandes multinacionales podían beneficiarse de estas herramientas; hoy en día muchas empresas especializadas deciden dar el paso adelante y contratar a uno o dos expertos en esta materia para poner en marcha todo su know-how en busca de resultados”, afirma Eva Ezpeleta.

Las técnicas de BI y el Big Data pueden aportan múltiples beneficios al marketing digital desde dos perspectivas diferentes, pero a su vez relacionadas. BI analiza datos consolidados y Big Data examina un universo más amplio con datos no estructurados. Este minucioso análisis de datos, aplicado al marketing, genera una información clave de los usuarios y tendencias, otorgando un enorme poder de decisión a las empresas.
“Se puede predecir el comportamiento futuro de los clientes gracias al rastro que dejamos a diario en internet. Se conjugan datos financieros, de ventas, de productos, de redes sociales, demográficos, etc. Los expertos cruzan los datos mediante algoritmos y establecer patrones de conducta”, añade Eva Ezpeleta.

Los beneficios que una organización puede obtener del análisis de estos datos a nivel de marketing son claros: conocimiento de sus clientes, mercados, productos, nuevos mercados, nuevos segmentos, alineamiento de la empresa a los clientes... En definitiva, un claro retorno de la inversión.