16 enero 2017

BMC alerta que el 25% de las empresas están en riesgo de desaparecer por incompetencia digital


2017 será definitorio para la continuidad y evolución de los negocios

BMC, el líder mundial en soluciones de TI para la empresa digital, asegura que estamos inmersos en lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial, en la que gracias al uso de tecnologías de la información hay un gran potencial para mejorar la eficiencia de las organizaciones debido a la posibilidad de conectar a millones de personas a través de redes digitales, no obstante un alto porcentaje de empresas perderán competitividad por rezagos en su transformación digital durante el presenteaño.

Para Ricardo Wolff, Director General de BMC México, las empresas deben asumir que el actual ambiente digital global, si bien permite comunicarse más rápido con sus clientes, socios y accionistas, también exige actualizar la manera y el tiempo de producir, resguardar y enviar la información. “Hemos visto que las empresas digitales usualmente aplican sus conocimientos en áreas como la investigación, desarrollo, mercadotecnia, ventas y distribución, están desplazando a empresas tradicionales más rápido que antes debido a que están implementando procesos digitales que mejoran la calidad, la velocidad e incluso los precios”.

Desde hace un par de años, Gartner ya predecía que el 25 por ciento de los negocios perderán calificación de competitividad por la incompetencia digital para el presente 2017, y el conferencista de Yale, Richard Foster, predijo que el 75 por ciento de las 500 empresas de Standard & Poor’s serán reemplazadas para el 2027.

“Como complemento, las compañías también deben considerar la adopción de sistemas orientados al manejo de Big Data, sobre todo si se consideran tendencias identificadas por analistas expertos como los de IDC, para quienes el universo digital se está duplicando cada dos años y para el 2020 se producirán alrededor de 1.7 MB de nueva información, cada segundo, por cada ser humano”, agregó el directivo de BMC México.

Asimismo, BMC concuerda con la visión de organismos como el Foro Económico Mundial, respecto a que las empresas deben considerar a tres tipos de clientes: los “nativos digitales”, que desde pequeños están inmersos en las TI; sus padres, que han adaptado su vida a lo digital, y los padres de estos, que rechazan la experiencia digital, “por lo que en esta era digital los negocios deben de adaptar sus mensajes y sus relaciones en función de los diferentes clientes”.

Se trata también de una época en la que el concepto de innovación colaborativa debe permear en las organizaciones, ya que por la complejidad de los mercados globales, ya no es suficiente la atención al cliente en forma aislada. “Esto significa que para crear nuevo valor para los clientes, se requiere adquirir nuevo conocimiento y crear alianzas para ir más allá del control por una misma empresa. Los clientes se están convirtiendo cada vez más en el epicentro de la economía y por ello las organizaciones deben mejorar la manera que sirven a sus usuarios, con productos y servicios más innovadores y hechos a la medida”.

“Para muchas empresas, la transformación digital puede representar un nuevo paradigma, o un reto a resolver, pero no hay otro camino, y por eso empresas como nosotros estamos preparados para acompañarlas en las exigencias marcadas por la cuarta revolución industrial”, finalizó Ricardo Wolff.