21 noviembre 2016

Las CEOs mujeres son más propensa a ser culpadas de las crisis de sus compañías

Un informe de la Fundación Rockefeller, expone que, si la empresa al mando de una mujer está en crisis, es mucho más probable que se le culpe por ello que si un hombre estuviera a cargo.


Un nuevo estudio publicado por la Fundación Rockefeller y el Grupo de Estrategia Global (Global Strategy Group), analizó 100 casos sobre 20 CEOs, -11 mujeres-, y encontró que ellas fueron culpadas como la fuente de la crisis en el 80% de las oportunidades, mientras que los CEOs masculinos fueron sólo culpados el 31% de las veces.
Una de las mayores limitaciones del estudio fue que sólo analizaba un pequeño grupo de personas, pero esto se debe al bajo número de CEOs mujeres. En este sentido, uno de cada cuatro estadounidenses dice que no tienen mujeres ejecutivas en sus puestos de trabajo, y la diferencia aumenta en los puestos superiores, ya que las mujeres sólo ocupan el 4% de las posiciones de liderazgo en el ranking de Fortune 500.
Anteriormente, un estudio del Banco de la Reserva Federal de Nueva York encontró que las mujeres ganaban un 14% menos que sus contrapartes masculinas. Las diferencias salariales entre ellos se debe en parte a que las mujeres eran más propensas a ser castigadas cuando su empresa les iba mal, y los hombres suelen ser mejor recompensados cuando les va bien.
En este contexto el estudio del Banco de la Reserva demostró que si el valor de una empresa aumentó un 1% las ganancias de las mujeres sólo aumentaron 13%, mientras que la de los hombres aumentaba un 44%. Por otro lado, si el valor de una empresa disminuyó un 1%, la riqueza específica de los hombres disminuyó un 33%, pero la de las mujeres se desplomó un 63%.
Para finalizar, el estudio apunta que los periodistas y comunicadores deben tener mayor cuidado al momento de comunicar y el lenguaje que utilizan, ya que puede haber diferencia cuando escriben sobre CEOs femeninos o masculinos.