18 noviembre 2016

Ecommerce: cómo la interacción puede mejorar las ventas


La venta online sigue creciendo. Si bien tiempo atrás el ecommerce era una novedad, ahora está muy bien consolidado. Ya sea por comodidad, por ofertas exclusivas que se ofrecen de manera online o por practicidad en cuanto a tiempo, lo cierto es que esta práctica es cada vez más usual.
A raíz de esto, de los avances tecnológicos, de la utilización cada vez más frecuente del smartphone y de nuevas estrategias digitales, la forma de concretar la venta a través de distintas acciones e interacciones se ha vuelto la mejor opción. Ya no hablamos del simple video publicitario, ahora el video, para ser más efectivo, es interactivo. Te permite comprar en un solo click como así también hablar con un representante en línea.
Sus formatos también cambiaron: un video en Snapchat no es lo mismo que el video en Youtube ni en Instagram. Estas nuevas formas de interacción forman parte de la herramienta ideal para que una marca venda. 
A partir de su utilización ha aumentado considerablemente el nivel de transacciones de ecommerce. Según un estudio reciente de Liveclicker, las tiendas online que incluyen videos venden un 80% más y tienen la oportunidad de aumentar el valor del producto hasta un 50%.
Además, el nivel de conversión puede llegar hasta un 12% y la conversación puede aumentar 6 veces más, manteniendo hasta un 40% más del tiempo a los espectadores interactuando con el video.
Mariano Locane de Cinemad expresa: “La mejoría en la conversación es evidente y en promedio se generan entre 2 y 6 veces mejores resultados de los que se solían obtener con la comunicación audiovisual tradicional”.
Pero, ¿cómo logramos la efectividad con el video interactivo? Veamos estos 7 tips a tener en cuenta:
1. Tiempo de muestra del producto: es muy importante mantener el producto disponible constantemente, de esa forma el espectador, no tiene que movilizarse dentro del video para ir a buscarlo.
2. Utiliza bien los espacios: la posición de los banners y zonas clickeables tienen que ser pensadas de manera tal, que no tapen la información más importante del video.
3.  Sé oportuno en la información: no satures de objetos interactivos el video, ya que muchas veces, cierta información puede ser complementaria y no es necesario que esté presente durante todo el video.
4. Entrega autonomía al espectador: dale la oportunidad de volver a revisar siempre la información más importante de tu video.
5. Realiza pruebas AB de tus diseños: crea dos videos y prueba 2 versiones distintas de un banner. Genera pruebas con el 20% de tu grupo objetivo y utiliza la más efectiva en tu campaña ­final.
6. Realiza pruebas de posiciones: crea variantes de un video, cambia de posición las interacciones y comprueba cuál de estas es la más efectiva que utilizarás en tu campaña final.
7. Utiliza contrastes: una regla básica a seguir siempre es destacar con colores y formas el objeto interactivo que se desea resaltar.


De esta forma, las marcas obtendrán mejores resultados no solo a nivel ventas si no también en lo que respecta a la relación con su cliente: más fiel y más comprometido.