30 noviembre 2016

Cuando los robots realizan el trabajo manual, todos ganan


Por Jenni Palocsik Directora de Marketing de Soluciones de Verint 

Todos podemos ser cautivos del trabajo repetitivo que ocurre en una empresa. Esta actividad consume mucho tiempo, resulta monótono y los empleados terminan aburridos. Frecuentemente, esto da como resultado errores porque ¿quién desea pasar horas ingresando los mismos datos en varios sistemas? Sin embargo, existe una manera de cambiar el modo en que una compañía gestiona y ejecuta tales procesos para que se realicen de manera eficiente y permitan que los empleados se concentren en actividades más gratificantes.
Jenni Palocsik 



Si bien estos grandes volúmenes de procesos repetitivos pueden resultar moderadamente complejos, los pasos necesarios para completarlos están basados en reglas y no requieren la toma de decisiones y criterio humano. ¿Qué debería hacer una compañía entonces? Algunos han adoptado el enfoque de desarrollar soluciones que se integran con sus aplicaciones existentes para eliminar el procesamiento manual. Desafortunadamente, el costo y la necesidad continúa de mantenimiento frecuente limitan este enfoque.

Por eso, la madurez continua de Robotic Process Automation (RPA) resulta tan importante. Las capacidades de estas probadas soluciones ofrecen una opción muy superior para cumplir con las metas. RPA gestiona las tareas repetitivas, automatizando la ejecución de procesos sin interrupciones y con una precisión sorprendente a una fracción de los costos corrientes. La tecnología utiliza “software inteligente” conjuntamente con aplicaciones existentes para completar tareas repetidas de alto volumen. RPA puede ayudar a organizaciones de todo tamaño y es muy apropiado para diversos segmentos. Actividades tales como actualizaciones de perfiles de cliente y registros generales pueden ser reemplazadas fácilmente por RPA.

Por ejemplo, el área de atención al cliente de una multinacional necesitaba migrar sus clientes a nuevos contratos de servicio. Con el uso de RPA, la empresa pudo completar más de 65.000 operaciones y se mejoró la productividad en un 40% con un ahorro de costos de US$ 300.000. El tiempo empleado por el robot de software para completar cada proceso fue de 7 minutos, en comparación con el promedio de 12 minutos que les llevaba en forma manual. Esta mejora en la precisión de los nuevos contratos llevó a una mayor satisfacción del cliente.

Con interacciones de mayor calidad los clientes y empleados están más felices y comprometidos, las compañías se tornan más rentables y la satisfacción del cliente aumenta. ¿El resultado final? Todos ganan.