13 julio 2016

¿Cómo trabajaremos más allá de 2020? Rediseñando el workplace

Con el título "El trabajo más allá del 2020" se celebró la Workplace Conference organizada por 3g office en la sede de Globant de Núñez, con una serie de presentaciones sobre la relación entre espacios, personas y tecnología, y un panel de expertos locales sobre innovación en el workplace. 

Francisco Vázquez, presidente del grupo 3g office, invitó a reflexionar alrededor de una pregunta principal: ¿cómo trabajaremos más allá de 2020? En particular, considerando que en el año 2020 los llamados millennials -integrantes de la generación digital nativa - tendrán una edad media de 30 años y estarán ocupando posiciones directivas y gerenciales. Podemos entonces preguntarnos hoy qué espacios estaremos diseñando para entonces.
Guillermo Willi, Chief People Officer de Globant, dijo que consideran clave sus espacios para generar lugares adecuados para sus empleados, pero su diseño surge como una natural consecuencia de su visión y de sus valores, y no de meras modas o copias superficiales. Como muestra, el original tobogán en sus oficinas de Bogotá o las vitrinas con caracoles en las de Mar del Plata. La fórmula de Globant para generar innovación está basada en sus valores compartidos, la motivación intrínseca que generan en sus colaboradores y sus originales métodos de generación de ideas. Sus espacios y sus procesos están orientados a generar ideas, y a convertir esas ideas en realidad.
Mariela Mociulsky, licenciada en Psicología y directora de Trendsity, consultora de investigación e innovación, presentó las "Tendencias en un mundo acelerado". En primer lugar asistimos a un entorno de "fronteras porosas". Los límites de distintos conceptos se desplazan: adentro-afuera, público-privado, femenino-masculino, productor-consumidor. Esto influye en el diseño de los espacios y en sus usos. 
Otra tendencia se puede definir como "raíces móviles". Los sucesivos cambios generan una constante necesidad de definición y redefinición de la identidad. Esto puede llegar a ser muy angustiante: hay una apremiante necesidad de encontrar y reencontrar nuestras raíces y de anclar. En distintos productos y servicios observamos una tendencia a lo local y a lo retro: el pasado es conocido, y el futuro es incierto. A la hora de diseñar el espacio laboral es más imperioso que nunca hacerlo en forma coherente con los valores de la empresa.
Otra tendencia que marca nuestro tiempo es la "neoconectividad": se redefine el significado de pertenencia social, cultural y los modos de relacionarnos. Y como cada vez tenemos necesidad de ser más productivos, en las empresas surgen mayores y más novedosos "espacios de descompresión productiva". De estas cinco tendencias y de este nuevo contexto surgen nuevas expectativas: mayor relevancia, transparencia, diálogo y compromiso en las relaciones con el cliente y con el colaborador.
Una compañía conectada fomenta el trabajo colaborativo y genera gran impacto en el cliente. Por lo tanto, la transformación digital es parte esencial del portfolio de innovación.

Antonio Heras, director de Smart Working, propuso la transformación digital, el trabajo flexible, más metros cuadrados destinados al trabajo en forma colaborativa y menos al espacio privado, cercanía, jerarquías planas, estandarización de los puestos de trabajo, espacio coherente con los valores de la empresa y con la marca, puestos no asignados, foco en el bienestar de los empleados (comida saludable, sillas ergonómicas, servicios especiales como masajes y otros), integración, eliminación de los despachos privados y cerrados, ambientes especialmente diseñados para socializar y conversar, puntos de encuentro, espacios especiales para trabajar con mayor privacidad y concentración cuando se requiere, espacios informales.


Fuente La Nación