06 abril 2016

La factura electrónica, una oportunidad para optimizar tu negocio

Todo cambio genera incomodidad, nos saca de la “zona de confort”, y la obligatoriedad de emitir factura electrónica a partir del 1° de abril es un ejemplo de esto. Sin embargo, los cambios también son oportunidades, y la facturación electrónica no es solo una herramienta de control fiscal que facilita el procesamiento a los fines impositivos, sino que contribuye a un ahorro importante en los costos de las empresas que utilizan este sistema.
Desde Facturante -un servicio de facturación electrónica multiplataforma que opera totalmente en la nube y está dirigido a todas las personas, empresas y organizaciones que emiten facturas por ventas en Argentina-,  señalan las siguientes ventajas a tener en cuenta:
  1. Permite disminuir los costos de impresión en papel y elimina de espacios físicos para almacenar los documentos.
  2. Genera importantes ahorros en la distribución de las facturas.
  3. Debido a la automatización de los procesos de facturación, agiliza todo el proceso administrativos reduciendo el tiempo de confección y administración de los documentos.
  4. Facilita el proceso de auditoría y optimiza el proceso en la tesorería.
  5. Brinda mayor seguridad en el resguardo de los documentos.
  6. Brinda confianza y seguridad a las transacciones comerciales electrónicas.
  7. Reduce la probabilidad de falsificación de las facturas.
  8. Permite brindar una imagen de empresa con conciencia ecológica (para obtener 20 resmas de papel se debe talar un árbol).
  9. Mejora la comunicación y el servicio al cliente.


Es así que, la facturación electrónica permite optimizar la gestión administrativa al simplificar el complejo proceso de facturación, porque no solamente simplifica y automatiza la gestión, sino que elimina los tiempos de envío al transmitir automáticamente de manera digital. 
Por eso, cuando la empresa se da cuenta de que lo que antes se emitía en papel y le llevaba tiempo y recursos -o utilizaba procesos batch y debía resolver las inconsistencias que genera-, se puede automatizar, está disponible desde cualquier computadora, tablet y notebook, desde cualquier lugar donde se encuentre; que la factura nunca más se pierde, y si no llega solo tendrá que reenviarla con un clic… más que una obligación y una carga, este cambio se ve como una solución tecnológica que ayuda a optimizar la gestión de la empresa.

Cronograma de implementación de la factura electrónica comunicado por la AFIP
En la Resolución General 3839 emitida el 23 de marzo pasado, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció el cronograma para cumplir con la obligación de emitir factura electrónica.
Para los responsables inscriptos en el IVA, la fecha de inicio será determinada por el monto anual de operaciones alcanzado durante el ejercicio 2015: para quienes registren ventas netas por un monto igual o superior a los 2 millones de pesos, la exigencia comenzará el 1 de abril.  Aquellos que computen ventas netas entre 500 mil y 2 millones de pesos deberán hacerlo a partir del 1 de  julio. Mientras que quienes hayan registrado un ingreso neto menor a 500 mil pesos la obligación correrá desde el 1 de noviembre. 
También se establecieron las fechas para otro grupo de empresas: sin importar el monto de ventas, quienes vendan ganado deberan aplicar el 1 de abril, mientras que los operadores del sector lácteo, acopiadores e intermediarios del sector tabacalero, debera hacerlo el 1 de noviembre de 2016.
La medida también alcanza a empresas de medicina prepaga, colegios privados, locadores de inmuebles rurales, alquiler temporario con fines turísticos; y galerías de arte, quienes quedarán exceptuados del régimen de información al momento de adherir a la Factura Electrónica, ya sea de forma voluntaria o, como fecha límite, el 1° noviembre.