26 abril 2016

5 ventajas de ser bilingüe, ¿por qué estudiar inglés vale la pena?

Para las generaciones del futuro es muy importante el manejo de idiomas, sobre todo del inglés. No sólo por las ventajas competitivas que les aporta para el mundo laboral: además de lo académico, hay algunos otros beneficios que tendrán por ser bilingües.


La importancia de hablar inglés fue creciendo a lo largo del tiempo, es más, muchas provincias han incluido el idioma inglés como materia obligatoria para alumnos desde primer grado.
Estudiar inglés es mucho más que asistir a clases. ¿Cuántas personas lo cursan durante años y luego no saben hablar ni comprender? Para las generaciones del futuro será importante revertir esta tendencia.
En el marco de la actualización de sus evaluaciones y de la importancia que Argentina tiene para la institución (es el país de América del Sur que tiene más candidatos con resultados exitosos), Cambridge English Language Assessment, entidadreconocida a nivel mundial por sus exámenes Cambridge English: First (tradicionalmente conocido como First Certificate), y Cambridge English: Advanced, realizó un evento en la Residencia de la Embajada Británica en Buenos Aires cuya temática principal estuvo orientada hacia las ventajas de la educación bilingüe y el impacto positivo de la evaluación como herramienta integral del proceso de aprendizaje.
Durante la exposición, Graeme Harrison – Jefe de Servicios de Evaluación de Cambridge English para Cono Sur y Andes- destacó algunas ventajas de ser bilingüe en el mundo moderno: 
  1. MÁS OPORTUNIDADES LABORALES: hablar inglés es una gran herramienta para la vida laboral; en un mundo interconectado y con fluida interacción con otras culturas el conocimiento de esta lengua se hace imprescindible para el desarrollo profesional.
  2. MAYOR APERTURA MENTAL: Harrison dice que aprender un idioma permite tener un mayor conocimiento de otras culturas y formas de vida y facilita el acceso a información en internet dado que la mayoría de las páginas más visitadas están en idioma inglés.
  3. MAYOR FLEXIBILIDAD MENTAL: hablar un idioma ayuda a hablar otros idiomas. Estudios muestran que las personas que hablan dos o más idiomas tienen más predisposición y facilidad para incorporar nuevas lenguas. El proceso de aprendizaje abre la mente, genera curiosidad y despierta el interés.
  4. MÁS PRACTICIDAD: Harrison compara hablar inglés como “ir a un gimnasio mental” y por eso, las personas que hablan más de un idioma tienen más habilidad  para almacenar y procesar información, lo que los lleva a una mayor capacidad para resolver problemas. El bilingüismo permite pensar de manera flexible para superar obstáculos con mayor facilidad.
  5. MÁS CONCENTRACIÓN: las personas que hablan más de un idioma tienen más capacidad para tratar con más información a la vez. Este mayor control deriva de la capacidad de mantener los dos idiomas separados en la mente sin mezclarlos.
Ser bilingüe abre las puertas de la comunicación a personas nuevas en el trabajo, en el hogar y en la comunidad. Permite que la persona bilingüe pueda hacer amistades en dos o más comunidades diferentes, y hacer conexiones con gente nueva e interesante, tanto en su propio país como en el extranjero.
El bilingüismo, entonces, es muy importante en un mundo que es cada vez más global y como parte de una educación amplia que prepara a los alumnos para la vida en el siglo 21, donde se necesita cada vez más adaptación y flexibilidad tanto en lo laboral como en lo personal.