17 diciembre 2015

¿Qué es el clima laboral?

Al momento de trabajar en cualquier tipo de organización, es importante tener en cuenta lo que se conoce como Clima Laboral, ya que de él dependerá en gran parte el modo de comportarse de los trabajadores.
La manera en la que alguien se maneja en su trabajo no depende sólo de su forma de ser, sino también del modo de percibir el Clima en el que se encuentra.
El Clima Laboral representa la personalidad de una organización, es lo que la caracteriza y diferencia de otras, tal como sucede con la personalidad del ser humano. Es algo así como un marco a partir del cual los trabajadores interpretan las exigencias de su organización y los comportamientos que deberían adoptar.
El clima laboral está determinado por diversos componentes, tales como el estilo de liderazgo, las vías de comunicación entre los empleados, el tamaño de la organización, las condiciones físicas de las empresa, los objetivos que persigue, los valores, la historia, entre otros.
Estos factores combinados configuran un tipo de clima particular en cada organización. Así, el clima laboral puede ser abierto, participativo, rígido, frío o autoritario. De igual manera que la personalidad de los seres humanos, el clima laboral puede ser sano o no.
Cada uno de los climas mencionados condiciona de distinta manera el modo de trabajar de los empleados.
Poder pensar en el clima de trabajo en el que uno se encuentra inmerso y conocer qué factores lo determinan, puede permitir llevar adelante acciones para modificarlo.
Clima laboral positivo:
  • Fomenta el trabajo en equipo; genera participación e implicación en los trabajadores al momento de realizar su tarea.
  • Se genera un buen sistema de comunicación entre todos los miembros de la organización.
  • Favorece la participación y la construcción de las normas de manera colectiva. Los trabajadores respetan y valoran normas y reglas.
  • Genera en los trabajadores sentimientos de pertenencia a la organización y motivación a trabajar para alcanzar los objetivos.
  • Fomenta el aprendizaje continuo en los empleados permitiendo alcanzar metas de personales.
Clima laboral negativo:
  • Los reglamentos y normas rígidas dejan al empleado un margen de acción reducido, generando poca motivación y malestar.
  • Los climas muy autoritarios, provoca en los trabajadores sentimientos de impotencia.
  • Suele haber un alto grado de ausentismo y rotación en los trabajadores
Es importante tener en cuenta que el clima laboral se construye, no sólo con políticas internas por parte de las empresas, sino que todos los trabajadores pueden colaborar a construir y mejorar el clima.

Fuente Empleos Amia