10 noviembre 2015

Estudio de Havas Village revela el comportamiento acelerado de la sociedad

Havas Worldwide, la agencia creativa del Havas Village, realizó un estudio sobre la aceleración de los consumidores en un mundo interconectado.
 Buenos Aires, Octubre de 2015- Si bien hoy las personas están más conectadas que nunca, tienen que lidiar con el miedo de quedarse atrás y perderse oportunidades, según un nuevo estudio de investigación realizado por Havas Worldwide, la agencia creativa del Havas Village. 
 El último estudioEl nómada moderno: conéctame si puedes”, investiga cómo nuestro mundo siempre conectado afecta la manera en que vivimos, trabajamos y pensamos, así como también la manera en que las marcas pueden ayudar a las personas a aprovechar al máximo su vida. Algunos de los resultados son:
 Paradoja de la productividad: Quejarse de lo ocupados que estamos se ha vuelto un tema habitual de conversación; sin embargo, menos de 1 de cada 3 encuestados tiene demasiado para hacer y apenas 1 de cada 5 dice estar constantemente a las apuradas. El 42 por ciento de los encuestados admitieron que a veces fingen estar más ocupados de lo que en verdad están y 6 de cada 10 creen que otras personas mienten sobre sus obligaciones.
  • Tres tipologías: El informe identificó perspectivas específicas según el país y la cultura, y categorizó los 28 mercados de encuestados en tres grupos principales: Los Ambivalentes (aquellos que experimentan la mayor tensión entre querer aumentar la velocidad y desacelerarse), los Afianzados (aquellos mercados que ven el nuevo ritmo de vida como algo con lo que tienen que trabajar) y los Fatigados (aquellos que desean regresar a una forma de vida más tranquila, más consciente).
  •  
  • La impaciencia… ¿una virtud?: Más que tranquilizarnos, el problema está en la obligación a desacelerarnos. A medida que el mundo aumenta la velocidad, la paciencia disminuye. El estudio demostró que 7 de cada 10 encuestados cree que esperar es una de las cosas que más odia de la vida.
Federico Lamaison, CEO de Havas Worldwide Buenos Aires, explica que “dado que la tecnología moderna nos permite desplazarnos por la vida más rápido, todo el tiempo buscamos ahorrar tiempo y soluciones instantáneas”. Y agregó que “al mismo tiempo, los consumidores también buscan una sensación de seguridad y comodidad para contrarrestar la sensación de estar a la deriva. Las marcas tienen la excelente oportunidad de ayudar a las personas a sentirse contactadas y enraizadas en este mundo turbulento y exigente”.

El informe también identifica actitudes hacia los transportes modernos y los avances adicionales que las personas quisieran ver. Algunos de los resultados son los siguientes:

  • Autos 2.0Casi 6 de cada 10 prosumers y el 43 por ciento de los consumidores corrientes dijeron que les gustaría que sus autos estuvieran conectados a Internet y la mayoría de los prosumers piensa que los autos más vendidos en 2050 serán aquellos de marcas tecnológicas. Los encuestados más jóvenes se sienten identificados con sus autos y lo consideran uno de sus lugares preferidos.
  •  
  • El futuro puede esperarLas personas no están particularmente entusiasmadas por los inminentes avances en cuestiones de movilidad. Apenas alrededor de un cuarto a un tercio de los encuestados en todo el mundo dijo estar ansioso por empezar a usar vehículos sin conductor, trenes de levitación magnética, cápsulas automatizadas de transporte urbano o bicicletas eléctricas de precios asequibles.