22 junio 2015

Un nuevo liderazgo que te haga salir de tu zona de confort

El workshop "Movilizá a tu equipo" con el Prof. Raúl Medina Fernández, del IAE Business School, se realizó en el hermoso y moderno Alvear Art Hotel de Buenos Aires.

A continuación, les dejamos algunas conclusiones:

Las organizaciones viven situaciones de cambio, tienen que atravesar algún que otro caos, ambigüedad e incertidumbre, pero desde los sectores medios se puede actuar transversalmente en la empresa, para interpretar los cambios y adecuar la comunicación y la motivación.

Los cambios son procesos de aprendizaje. Nos movilizan y muchas veces hay que luchar con creencias, hábitos y costumbres arraigadas, difíciles de modificar.

Generar lo nuevo siempre requiere un esfuerzo, las nuevas generaciones desean opinar, estar incluidos, ser consultados y tener en claro por qué hay cambios. Porque si algo cambió, es el concepto de autoridad. Ese es el eje del replanteo.

Los managers toman decisiones y resuelven problemas. Si no lo hacen con "cariño" por la situación misma y las personas involucradas estamos en problemas. A veces los problemas no están tan claros, porque no todos son problemas técnicos, que se resuelven con una solución basada en el conocimiento. 



Cuando debemos afrontar problemas humanos, la respuesta no es tan predecible, hay que pensar y crear una respuesta en equipo con el/los que tenemos el problema, entenderlo con curiosidad genuina - desde la escucha empática - dentro de un proceso consciente.  No puede ser un acercamiento estratégico basado en mis propios intereses de manager, porque eso sería manipulación. Es un desafío adaptativo, para lograr entusiasmarlo/s.

Ejercer liderazgo es una posibilidad que tenemos potencialmente todas las personas. Exige autoconocimiento, competencias apropiadas, inteligencia emocional y relacional. El saber y aceptar que debo encontrarme con un otro, genera inseguridad, pero el otro debe darme confianza y debo poder pedirle su opinión antes de tomar una decisión. Consultar, escuchar, evaluar en forma conjunta, marcan que el liderazgo ha cambiado.

Sin esa capacidad de llegar al otro es imposible influir. Y ya sabemos que la influencia es vital para movilizar a los pares e impulsarlos hacia donde queremos ir.

Muchos consultan cuáles son las herramientas para mejorar el liderazgo de los mandos medios. El Prof. Raúl Medina Fernández dice "qué palabra herramientas!, no hay herramientas, hay comportamientos y conductas".

Todos tenemos un nivel de motivación, y hay que saber mantenerlo en el tiempo y hacer que todos aporten.  En ese momento de contacto inspirador hay que hacer que se encuentre un sentido, y para eso el líder debe estar cerca, conversar individualmente, preguntar.

Es apropiado armar un ambiente más armónico para compartir, mantener viva la causa, aprovechar la fuerza espiritual que tienen todas las personas.

Con un liderazgo adaptativo se busca movilizar a las personas de su zona de confort. Ya sabemos que los equipos con baja tensión constante se quedan adaptados al conformismo. La tensión hace que un sistema se mueva. Deberías preguntarte ¿Cuál es el umbral de tolerancia de tensión de mi equipo?.
Hay que llevar ese nivel de tensión al punto exacto para que sea productivo, para permitir solucionar problemas, para que haya aprendizaje. 

Sin tensión la organización no aprende, la experiencia modifica conductas.

Ante el conflicto hace falta coraje, que es la capacidad de acometer la situación con tus propios propósitos. Cuando uno se siente presionado se genera una crisis, la presión por si misma no genera aprendizaje. Pero la presión movilizadora es la creadora del cambio positivo.