05 junio 2015

Así no se debe hacer inbound marketing y marketing de contenidos


"Llámame loca pero estoy un poco sorprendida de que no hayas actuado sobre esto aún" con esta frase empieza un largo email de una lista de suscripción, que dos o tres veces al día envía indiscriminadamente emails con información e invitaciones a descargar documentos, whitepapers, e-books, tips, herramientas etc. sin tener en cuenta, que la superabundancia de información puede llegar al hartazgo para el lector.
Y que haber descargado una vez algo que resultó interesante, no significa que automáticamente todo lo que allí hay resulte igualmente interesante o útil a esa misma persona.

Con este tipo de acciones, muchos pretenden vender a toda costa su supuesta influencia, saber, conocimiento, expertise, y lo único que logran es ahuyentar del peor modo al lector.

Muy mal... malas prácticas, inapropiados modos, y frases desafortunadas. Un cóctel letal que de a poco hará desconfiar a todos del poder del inbound marketing.