09 abril 2015

Desafíos de la vida cotidiana del directivo

"El bombardeo de estímulos, las constantes interrupciones o la creciente presión por hacer más con menos fomentan la dispersión mental y las conductas reactivas entre los directivos. El resultado: mayor ansiedad y estrés, que se traduce en menor productividad".

Alberto Ribera, profesor del IESE, y José Luis Guillén, fundador de Social Ventures