18 febrero 2015

Sergio Rodsevich | "Nuestro norte invariable es Gente - Procesos - Tecnología"

“Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña.” 

Heráclito

Sergio Rodsevich (izq), Angélica Pereyra e Ignacio González Ferro
Con esta frase de cabecera inicia Sergio Rodsevich la bienvenida a los asistentes del evento realizado en la Universidad de Belgrano y organizado por el Diplomado de Contact Center Management que él dirige. 

El año 2001 nos planteó el desafío de dar una respuesta académica a la gestión efectiva de los Call Centers y Centros de Contacto. Transitados estos años ininterrumpidamente en claustros locales como en claustros regionales, se focalizan en poder compartir y pensar con el equipo docente las Recetas que optimicen los factores de la gestión. Su norte –invariante- en el estricto orden; Gente - Procesos - Tecnología A lo largo de este camino, comienzan a entrelazarse nuevos vectores, nuevas tendencias los paradigmas dejan de converger para empezar a diverger. 

Así empiezan a aparecer en vertiginosos flashes conceptos que demandan una urgente atención e interpretación. 
Democratización de la Web, entornos colaborativos, crowfunding, gestión de la diversidad, el desafío de la resiliencia en entornos turbulentos. La ubicuidad como parte de un nuevo contexto laboral. La tangilblización del teletrabajo, el trabajo se realiza donde el trabajador se encuentre, el inicio del fin a las practicas tayloristas. La meditación como parte de las asignaturas académicas dentro de claustros tradicionales. Mi vida, tu vida en entornos sociales. Todo pasa y más que rápido, a una velocidad de 140 caracteres. La potencialidad de la inteligencia en un dispositivo móvil –históricamente para cursar llamadas telefónicas- que me ancla al ciberespacio. 

Abandonar los planes de negocio para migrar a los nuevos modelos freemiun, el long tail. 

Del rol pasivo de un consumidor al activo “prosumidor” (lo crees -lo creas). Desde CCM decidimos auspiciar un espacio para parar, tomarnos un tiempo, salir del plano de lo urgente, centrarnos en lo importante, no dejar de operar el joystick que nos permite administrar la configuración del espacio (o al menos poder observar más detenidamente este fenómeno acelerativo).

Pensar las respuestas desde un modelo basado en un entorno colaborativo, donde los profesionales de nuestra industria que transitan este camino rico en distintas perspectivas, nos aporten sus ricos puntos de vista.