24 febrero 2015

Argentina | ¿Cómo afrontar los gastos en útiles por el regreso a clases?

Muchos argentinos encontraron en servicios de adelantos de dinero online como MONI alternativas confíables para realizar compras de cara al comienzo del ciclo lectivo 2015.
En febrero comienza una época que para muchos padres puede volverse un verdadero dolor de cabeza, el momento de realizar las compras de útiles escolares de cara el inicio del ciclo lectivo 2015. Esto se volvió incluso más problemático en los últimos años debido al constante aumento de precios en muchos de estos productos, que en 2014 fue por lo menos del 20 o 30 % en comparación con febrero de 2013.
Es en esta época donde muchos de los principales bancos ofrecen descuentos de hasta el 30 por ciento, en compras con tarjetas de crédito y débito, para productos de este rubro. Pero aún así, con el constante aumento de precios, resulta complejo para muchos padres poder afrontar el gasto que implica adquirir nuevos útiles, libros escolares o indumentaria para ir al colegio.
Existen salidas novedosas no solo para poder realizar este tipo de compras  y que también permiten aprovechar los descuentos que se ofrecen para productos de este rubro. Una de ellas es el servicio que brinda MONI, plataforma de adelantos de dinero online, a través de la cual se puede solicitar una cantidad determinada  pesos de forma rápida, sencilla, sin necesidad de hacer trámites de ningún tipo.
Desde el inicio de sus actividades, en MONI estuvieron registrando información estadística sobre las distintas personas que utilizan el servicio como para poder determinar su perfil de usuario.
A diferencia de otros emprendimientos basados en e-commerce, el perfil etario de quienes utilizan el servicio de MONI se concentra mucho más en aquellas personas que se encuentran bancalizadas y que superan los 30 años,  ya que al momento de otorgar un adelanto se pondera la continuidad y previsibilidad de sus ingresos.
Teniendo en cuenta que MONI ofrece un servicio de adelanto que permite a sus usuarios poder contar con dinero en el acto que le permita, por ejemplo, poder afrontar eventualidades  a personas que cuenten con cuenta bancaria y con ingresos genuinos, el perfil económico de sus clientes es sólido con respecto al promedio de la población.
La gran mayoría de los clientes (77%) son empleados y en menor medida autónomos o monotributistas. El 63% tiene un ingreso neto estimado mayor a $9000 y el 80% tiene líneas de créditos bancarias (ya sea préstamos personales, hipotecarios o tarjetas de crédito).
Otro de los datos registrados por MONI radica en medio utilizado para acceder a este servicio, dado que el 35% de los adelantos solicitados se generaron desde una tablet o teléfono celular, siendo Android el sistema operativo más utilizado para ello, con el 89%. Gracias a esta información se puede determinar la simplicidad que ofrece este servicio desde distintos tipos de dispositivos móviles.
Así como en otras épocas recientes que implican un desembolso importante para el bolsillo de muchos argentinos, como las compras de fin de año y vacaciones, desde MONI notaron una modificación notoria en la razón del pedido de adelanto, que se modificó de un 25 % a un 50 % para destinarlo a la compra de un producto o para una escapada turística,  comentan que la previa del inicio del ciclo lectivo también marcó un cambio en la tendencia de uso de este servicio.
"Por lo general, el 65% de los individuos que solicitan un adelanto a MONI lo utilizan para solucionar determinados imprevistos, como suelen ser reparaciones del hogar y vehículos, entre otros aspectos. Así como se notó un incremento en el uso del servicio durante de las vacaciones, en solicitudes destinadas por ejemplo a una escapada turística, en esta época de compras de vuelta al colegio los pedidos de adelanto de dinero para comprar útiles llegan al 12% de la participación total del servicio, algo único para este momento del año”, asegura Juan Pablo Bruzzo, co creador de MONI.