10 noviembre 2014

La legitimación de la hipocresía, si tienes tatuajes o piercing, que no se note

Cada vez más, los empleados jóvenes tienden a tener tatuajes, piercings en la cara o ambas cosas, lo que a menudo conlleva reacciones escépticas o incluso negativas por parte de los reclutadores y gerentes.

Cuando Erik Robertson, ejecutivo de cuentas de una agencia de relaciones públicas de San Francisco, se reúne con sus clientes más conservadores siempre se asegura de vestir traje y corbata.

Pero si lo hace con su cliente de videojuegos, está perfectamente bien llevar una camisa manga corta con el cuello abierto.
Sus opciones de vestuario no sólo deben estar acorde al de los clientes. A veces, Robertson quiere ocultar los tatuajes que cubren sus brazos y pecho porque considera que podrían ahuyentar a ciertos clientes.
Según CareerBuilder los piercings  (37% de los encuestados) y tatuajes visibles (31%) harían disuadir a los empleadores  de ascender a un trabajador por su apariencia personal
"Si quieren atraer y retener talentos, las empresas tendrán que superar los estereotipos negativos del arte corporal", dijo Barrie Gross, un consultor de recursos humanos de San Francisco.

Mientras que algunas compañías ya han superado la percepción negativa que asocia a los tatuajes con personas de clase baja o pandillas, aún prefieren que los empleados oculten sus elementos de arte corporal en la mayor medida posible, especialmente cuando interactúan directamente con clientes. A menudo sostienen que los elementos de arte corporal no son compatibles con la imagen de la empresa o que perjudican al negocio.

"La gente todavía tiene más problema con las mujeres y los tatuajes que con los hombres", dijo Myrna Armstrong, profesora emérita del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas Tech.
"Un mayor número de mujeres acuden a clínicas de eliminación de tatuajes porque han recibido comentarios negativos y han tenido problemas tratando de vestirse de manera de cubrir sus tatuajes en el trabajo", dijo Armstrong, quien ha investigado sobre el arte corporal durante más de 20 años.
Por supuesto que algunas personas valoran la auto expresión y la individualidad tanto, que se niegan a eliminar o a ocultar el arte corporal. Para ellos, es mejor revelar los tatuajes y piercings durante la entrevista de trabajo para ver cuál es la reacción del interlocutor.
La gerente senior de 49 años de edad de la firma de pagos en línea PayPalconsidera que sus tatuajes y el pelo teñido son parte de su marca personal Si alguien se hubiera rodeado de piercings desde el ombligo alrededor de la cintura, no importa. Queda oculto bajo el pantalón o la falda. Es la legitimación de la hipocresía. Si los tiene, que no se note.
Fuentes BBC y lanacion.com