26 noviembre 2014

IBM y Ericsson colaboran en diseños de antena 5G

Ericsson (NASDAQ: ERIC) e IBM (NYSE: IBM) anunciaron en conjunto su proyecto de colaboración para  la investigación de la antena en fase para  5G, proporcionando redes de alta velocidad a los usuarios que demandan la transferencia rápida de datos con una magnitud mayor de velocidad a las que actualmente están disponibles. Ericsson e IBM investigarán técnicas de antena en fase para desarrollar prototipos de sistemas que servirán a más usuarios móviles, y que permitirán nuevos servicios a un gran números de personas en la misma frecuencia, así como ofrecerá velocidades de transferencia de datos y de acceso a Internet por cable, de mayor magnitud que las que hoy se ofrecen.

El diseño de disposición en fase permite que las antenas sean más direccionales, son eléctricamente dirigibles y su peso y flexibilidad serán ventajas significativas sobre las antenas mecánicas existentes. El resultado de estos avances tecnológicos es que se podrán integrar un centenar de antenas y radios, en un solo chip de tamaño aún menor al de una tarjeta de crédito, lo cual facilitará en gran medida el uso de estas tecnologías para las small cell (celdas pequeñas), con una alta capacidad en espacios interiores y áreas céntricas con alta densidad.

Inventando para 5G
Con el fin de proporcionar la infraestructura para futuras innovaciones móviles, Ericsson está poniendo énfasis en cómo la industria va a adoptar la tecnología 5G a nivel mundial para ofrecer capacidades y servicios más allá de las principales ofertas que tiene 4G. Uno de los principales requisitos de 5G es la capacidad para incrementar datos a cada usuario, así como apoyar un mayor número de usuarios móviles y nuevos dispositivos. Tecnologías de antena avanzadas son uno de los medios principales que se utilizarán para cumplir con estos requisitos.
Ericsson cree que habrá la necesidad de una tecnología móvil de última generación en la próxima década, 5G, y observa una notable evolución de LTE y de nuevas tecnologías inalámbricas. 5G no solo representará una transformación de la experiencia del usuario, sino que también permitirá nuevas aplicaciones de dispositivos a dispositivo; además de aplicaciones M2M que afectarán tanto a los consumidores y a la industria. Estas soluciones futuras se basarán en la inversión que los operadores han hecho en 4G LTE, y aprovecharán las bandas de frecuencias más altas y las células más pequeñas para un mejor rendimiento.