11 noviembre 2014

El talento reemplaza al capital como el bien más escaso


Personas con talento, empresas con éxito, el ranking Merco de las empresas más atractivas para trabajar


Según el concepto acuñado por Manpower y expuesto en el Foro Económico Mundial hace algunos años, el éxito de las empresas depende en mayor medida de las capacidades de los individuos -e incluso la fuerza colectiva que surge de su unión- que del acceso al capital. 
Por eso, encontrarlo, potenciarlo y retenerlo se convierte en una misión crítica para el futuro de las compañías. 
Construir un lugar de trabajo atractivo es el primer paso para triunfar. 
El instituto español Análisis e Investigación elaboró el ranking Merco (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa), donde destaca a las "empresas con talento" y revela la respuesta al interrogante en una lista con los 100 mejores lugares para trabajar en la Argentina. 
La nómina, encabezada por Coca-Cola, Arcor y Unilever, incluye empresas de distintos sectores y tamaños, locales y multinacionales, y es producto de una encuesta realizada entre empleados, alumnos de universidades y escuelas de negocios, expertos en recursos humanos y público en general. Merco concibe a las empresas talentosas como aquellas en las que "una adecuada dirección de personas es la piedra angular de su éxito". Es decir, en las que existe una gestión eficiente que potencia el capital humano


"Una empresa capaz de localizar a personas con importantes capacidades individuales, atraerlas, incluirlas en su dinámica empresarial y comprometerlas en la búsqueda de la excelencia para el conjunto de la organización tiene, sin duda, una ventaja sobre sus competidores", afirma Alfonso Garrán, director general de Merco, en España.
El listado resulta de la ponderación de tres dimensiones: calidad laboral, marca empleador y reputación interna. 
Los trabajadores, cuya opinión es la de mayor peso en la encuesta, valoran por sobre todo las posibilidades de desarrollo profesional y la promoción interna, así como los valores éticos de la compañía. En tercer lugar, y en relación con lo anterior, buscan un lugar de trabajo en el que puedan sentirse orgullosos de pertenecer.
"La motivación y el reconocimiento son un reto clave, dado que estando entre los aspectos más importantes para un trabajador, también se sitúan entre los que tienen un mayor margen de mejora", advierte el directivo de Merco. Los salarios, en el último lugar de la escala de satisfacción, se inscriben entre los mayores desafíos en el contexto económico actual. Sin embargo, pese a la disconformidad manifiesta, señala Jorge Pérez Esquivel, director de Merco Argentina, "los trabajadores ponen el objetivo del reconocimiento por delante del salarial"
Los universitarios, otro de los grupos encuestados, agregan una demanda: para ellos, un buen lugar de trabajo es el que ofrece igualdad de oportunidades.
El atractivo de una empresa para los trabajadores no puede disociarse de la imagen que construye de la puerta hacia afuera. Lo confirman las similitudes que surgen al comparar el ranking que examina el bienestar de los empleados con otro -también de Merco- referido a la reputación corporativa. 
Coca-Cola es la primera en el ranking de talento. Alejandro Melamed, vicepresidente de Recursos Humanos para Latinoamérica Sur, señala: "La nuestra es una marca multitarget, omnipresente, con la cual la gente tiene un gran nivel de identificación, y también con su sistema de valores. Ser un aspiracional es una plataforma favorable para atraer y fidelizar al talento". Pero no es suficiente. Desde esa base, explica, se construye una propuesta de valor al empleado, que va "desde lo que se respira en la empresa, su personal y la posibilidad de hacer carrera, hasta las compensaciones y beneficios". "Las empresas que presenten una auténtica y diferenciada propuesta de valor podrán retener mejor a sus actuales empleados y promover atributos que les permitan posicionarse como empleadores de elección en el mercado laboral", dice Melamed. Ya en la compañía, el desafío es establecer un "vínculo empático con la empresa, reforzado por el desarrollo de una experiencia positiva, más allá de las contingencias del contexto". Un "compromiso sostenible", define.
En American Express, Paula Canil, gerente de Recursos Humanos, el prestigio de la compañía, la posibilidad de crecimiento y el life balance (equilibrio con la vida privada) son los principales atributos como marca empleadora. "La principal fuente de reclutamiento son los referidos por empleados", explica Canil.
Ninguna de las empresas ignora que la generación Y redefinió las características de un ambiente laboral deseable. No sólo logró instalar la flexibilidad en grandes corporaciones, sino que modificó hasta la concepción misma del talento. Pablo Maison, vicepresidente de Recursos Humanos para Latinoamérica y Cono Sur de Unilever (tercera en el podio de Merco), aporta una definiciónaggiornada. "El desarrollo de la empresa depende de una combinación de capacidades individuales. Antes, la guerra era por el talento individual, pero eso ha cambiado porque la generación Y es más cooperativa y solidaria. Por eso, es la capacidad colectiva la que vuelve a la empresa más competitiva", teoriza.
El talento, dice Natalia Marcú, gerenta de Recursos Humanos de Google Hispanoamérica, es también "la capacidad de inspirar a otras personas y dejarse inspirar por ellas". Desafiarse y trabajar en equipo. "Nuestra política se basa en la certeza de que la gente se queda a hacer carrera en una empresa cuando encuentra un espacio para el desarrollo personal y profesional, y un ambiente agradable", indica. Por eso, dice Marcú, la retención del talento es proactiva. "No esperamos a que alguien se quiera ir para darle lo que necesita o lo motiva", concluye.

Fuente lanacion.com