10 noviembre 2014

4G en Argentina


Finalmente, y luego de una extensa jornada, el viernes pasado se conocieron los ganadores de la subasta de espectro para telecomunicaciones móviles: el remanente de espectro para 2/3G y los nuevos bloques para 4G. 
 En términos de ganadores, no hubo sorpresas. Arlink se quedó con lo reservado al entrante. Personal y Claro obtuvieron su espectro para 2/3G para completar su tope de 50 MHz, equiparándose con lo que ya tiene Movistar. Y las tres operadoras se hicieron con distintas combinaciones de espectro en 700 MHz y AWS para 4G. 

 Para el Gobierno fue un éxito ya que logró cumplir varios de sus objetivos en la subasta de espectro: adjudicó la totalidad de los bloques, dio lugar a un operador entrante y logró que hubiera puja por sobre precio base, lo que elevó 13,6% lo recaudado que alcanzó los US$ 2.233 millones. 

Queda confirmar la moneda de pago, algo que se develará en dos semanas cuando los ganadores deban pagar. Será el momento de la verdad, luego de muchas especulaciones al respecto. 

Por delante, quizás quien mayores desafíos tenga por delante sea Arlink ya que en su condición de entrante tendrá que afrontar importantes inversiones en despliegue de red. Inversiones que se traducen no sólo en dinero sino también en tiempo. Y de acuerdo con los plazos establecidos por el pliego de la licitación, no tendrá tanto tiempo más para hacerlo que los jugadores establecidos. Apenas unos meses. Así las cosas, quizás se pueda brindar a fin de este año con el servicio 4G lanzado comercialmente, aunque muy lejos de ofrecer una cobertura conveniente. 

Será un lanzamiento marketinero y también político.